Romántica boda de Caroline Corr, del grupo ‘The Corrs’, en Mallorca

Caroline Corr, miembro del grupo irlandés The Corrs, eligió la isla de Mallorca para darle el sí quiero a su novio, Frank Woods. La pareja contrajo matrimonio en la iglesia de San Juan Bautista de la localidad mallorquina de Deiá.

Con puntualidad británica, Caroline llegó a la iglesia a las seis de la tarde en un precioso Rolls-Royce verde, acompañada por su hermano mayor, Jim.

La tercera de los hermanas Corr, de 29 años, sorprendió a los asistentes con un bonito y sencillo vestido blanco en seda de tirantes y sin velo. Así como con su nuevo look con mechas rubias.

En la puerta del templo, le estaban esperando sus dos hermanas, Sharon y Andrea que, vestidas con idénticos modelos en rojo de tirantes, actuaron como damas de honor y la acompañaron al altar.

Ceremonia con velas
A causa de la tormenta que horas antes había caído sobre Deiá, el pueblo se quedó sin luz, por lo que la iglesia tuvo que ser iluminada mediante velas, lo que dio a la ceremonia un toque bucólico y muy romántico.

La ceremonia fue oficiada en inglés y castellano por dos sacerdotes. Guillermo Miralles, párroco de la iglesia de Deiá, y por un religioso irlandés amigo de la familia Corr.

Una vez convertidos en marido y mujer, los novios abandonaron la iglesia en un original Seat 600 antiguo en color verde.

Bono, entre los invitados
Caroline y Frank se casaron ante la atenta mirada de 200 invitados. Entre los que se encontraban el padre y los tres hermanos de la contrayente, Jim, Sharon, junto a su marido Gavin, y Andrea, la solista del grupo.

Pero quien más expectación suscitó entre los allí congregados fue el líder del emblemático grupo U2, Bono, acompañado por su mujer, Alison. Junto a éste, se encontraban sus compañeros de banda, The Edge y su esposa Morleigh Steinberg; y Larry Mullen Jr.
Otra de las presencias destacables fue Paul Allen, socio de Bill Gates en el imperio Microsoft, y Eddie Jordan, propietario de la escudería de Fórmula 1 que lleva su nombre.

Un menú muy español
El nuevo matrimonio y sus invitados disrutaron de una divertida cena en un agroturismo situado entre las localidades de Deiá y Sóller, Cas Xorc. El menú, muy español, consistió en gazpacho, langosta de Sóller, cordero y una tarta nupcial con base de gató.
La fiesta posterior duró hasta altas horas de la madrugada.

Más sobre: