Un amor consolidado en pocos meses
Jennifer López y Cris Judd se conocieron durante el rodaje del vídeo de la cantante Love don´t cost a thing (El amor no cuesta nada) y en muy poco tiempo se convirtieron en la viva imagen de la felicidad.
El 14 de febrero, poco antes de su primera aparición junto a Cris Judd, en la ceremonia de los Oscar del año 2001, la protagonista de La Celda anunciaba la ruptura de su noviazgo con el polémico cantante de rap Puff Daddy, con el que mantenía una relación, desde hacía dos años aproximadamente, que no había estado exenta de problemas y conflictos.

Planes de boda
En junio del mismo año sonaron definitivamente, y siguiendo el título de una de sus últimas películas, Planes de boda cuando al parecer el coreógrafo formuló la esperada proposición de matrimonio durante una barbacoa. Al día siguiente llevó a su novia a la exclusiva joyería Rafinity en Santa Mónica para encargar un anillo de compromiso grabado con las iniciales JCJ (Jennifer Cris Judd). En agosto la pareja celebró una fiesta para celebrar la buena noticia en el exclusivo restaurante Mortons de Los Ángeles. Allí estuvieron, entre 140 invitados, los actores Jude Law y Vince Vaughn, el director Steven Soderbergh, así como el prestigioso fotógrafo Herb Ritts.

El segundo matrimonio de Jennifer López Esta es la segunda ruptura matrimonial para la popular artista. La estrella de Selena conoció a su primer marido, Ojani Noa, camarero del restaurante Larios (propiedad de Gloria Estefan en Miami) cuando rodaba la película Blood and Wine en 1996. Se casaron el 22 de febrero de 1997 después de que Ojani le pidiera su mano en medio de la pista de baile de un conocido local y se divorciaron tan sólo diez meses después del enlace.

Más sobre

Regístrate para comentar