La romántica boda de Paul McCartney y Heather Mills en Irlanda

Las campanas de la iglesia de San Salvador sonaron poco después de las 17.00 (hora local).
Rodeados de sus familiares y amigos más cercanos, Paul McCartney y Heather Mills contrajeron matrimonio en el idílico marco ofrecido por los verdes prados irlandeses. La boda -la ceremonia comenzó hacia las 4 de la tarde-, sin duda una de las más esperadas y espectaculares del año, se celebró ayer en el castillo Leslie, construido en el siglo XVII y perteneciente desde entonces a la familia del mismo nombre. Curiosamente fue el actual propietario de la construcción -hoy reconvertida en un señorial hotel- Sir John Leslie, de 84 años, quien, el pasado fin de semana, confirmó la noticia de la inminente boda del ex Beatle en un momento en el que el secretismo con el que se preparaba el enlace traía en jaque a toda la prensa.

Todos los detalles de la boda

  • La ceremonia nupcial, que comenzó a las 16.00 hora local, se celebró en la iglesia de San Salvador, situada a escasos metros del castillo Leslie y fue oficiada por el párroco local.

  • Antes del enlace, la pareja celebró una reunión familiar que se prolongó hasta la medianoche del lunes. Siguiendo la tradición, los novios durmieron en habitaciones separadas para evitar 'la mala suerte'.

  • La pareja se dio el esperado sí quiero mientras sonaba el conocido tema de los Beatles All you need is love.

  • La novia llevaba un ramo formado por 11 rosas McCartney (una especialidad creada especialmente en honor al músico) y dos peonías. Entró en la capilla al son de Heather, la canción que McCartney compuso especialmente ella.

  • Heather lució un modelo diseñado por ella misma con ayuda de la firma londinense Avis&Brown. Según se ha publicado, la hija de Paul McCartney, Stella, diseñadora de profesión, se negó a crear el traje de la novia. Por su parte, Paul McCartney, lució unos zapatos creados por el estilista italiano Angelo Galasso.

  • Era deseo del ex Beatle que su boda fuera muy familiar, por eso ha sido limitado el número de rostros conocidos. La mayoría de los 300 asistentes han sido familiares y amigos muy íntimos de la pareja. Aún así, en un día tan especial, Paul McCartney contó con la presencia de Ringo Starr -llegó a Irlanda en su jet privado procedente de Mónaco- o de Twiggy, por ejemplo, dos de los primeros invitados en llegar. La que fue famosa modelo de los sesenta llegó en otro avión acompañada de su marido, Leigh Lawson, Chrissie Hynde, solista del grupo Pretenders, y Jules Holland. En coche apareció el actor americano Steve Buscemi. Y no faltó Eric Clapton.

  • En los últimos días se había hablado de la posibilidad de que los cuatro hijos de Paul McCartney, que no están muy de acuerdo con el matrimonio de su padre, no asistiesen al enlace. Sin embargo no ha sido así, ya que Stella, Mary, James -fruto de su matrimonio con Linda- y Heather - hija de un matrimonio anterior de Linda, a la que Paul adoptó- asistieron a la boda. Los cuatro llegaron el lunes por la noche y se han alojado en el castillo Leslie, así como Dave Gilmour, líder de Pink Floyd, la madre de Paul McCartney y su hermano y padrino, Mike.

  • Más sobre

    Regístrate para comentar
    Leer más