Victoria Beckham finaliza el contrato con su casa de discos

Victoria Beckham y la discográfica Virgin han finalizado el contrato que les unía. Las escasas ventas del primer álbum en solitario de la ex Spice Girl, cuya producción costó cinco millones de libras (7,75 millones de euros), han motivado la ruptura de la relación entre la cantante y su casa de discos.

Si bien los rumores apuntan a que ha sido Virgin la que ha decidido poner el punto y final a su contrato con Victoria, el portavoz de ésta ha aclarado que "nadie ha sido despedido", sino que "el acuerdo con Virgin caducó naturalmente y ambas partes han decidido no continuar".

Lo cierto es que a la mujer de David Beckham no le ha ido demasiado bien en su carrera en solitario y ninguno de sus singles ha logrado colocarse en los puestos altos de las listas británicas. Lo mismo les ocurrió a algunas de sus compañeras Spices, como Mel B y Emma Bunton, que también concluyeron su contrato discográfico con Virgin, hace algún tiempo.

Victoria: "Animaré al equipo mañana junto al resto del país"
Victoria no ha perdido la sonrisa tras este contratiempo profesional y ha centrado toda su atención en apoyar a su marido en el partido de Inglaterra contra Argentina que se celebra hoy.

La artista, que lamenta no poder estar en Japón animando desde la grada a su esposo porque su estado de gestación -está embarazada de seis meses y medio- se lo impide, ha afirmado que seguirá, junto a sus conciudadanos, el partido desde Inglaterra. "Será un juego muy emocionante para nuestro país y yo estaré viéndolo y animando a nuestro equipo".

Más sobre: