Robbie Williams y Rachel Hunter, ex mujer de Rod Stewart, enamorados

Robbie Williams y Rachel Hunter, ex esposa de Rod Stewart, están viviendo una historia de amor. El cantante y la modelo se han dejado ver juntos en varias ocasiones en las últimas semanas, y las muestras de cariño que se profesan evidencian que entre ellos existe algo más que una amistad.

Aunque hace un par de meses la prensa británica informaba de que el controvertido artista mantenía una relación con la publicista neoyorquina Victoria Schweizer, con la que se dijo que incluso podía llegar a casarse, sus apariciones públicas con Rachel Hunter demuestran que es esta la mujer que ha conquistado realmente su corazón.

Se ha instalado en Los Ángeles
Todo parece indicar que el ex componente de Take That y la bella top comenzaron a salir juntos a raíz de que Williams se instalara en Los Ángeles, el pasado mes de abril, atraído por un estilo de vida que le fascina.

Mientras sus representantes le buscan un apartamento propio, el cantante ha alquilado la antigua casa del ex beatle Ringo Starr, una mansión valorada en más de 500 millones de pesetas.

Relacionado con los Stewart
No es la primera vez que Robbie Williams mantiene una relación con alguien del entorno de Rod Stewart. De hecho, hace un año, la hija mayor del músico escocés, Kimberly Stewart, estuvo también relacionada con el cantante, rumores que ambos jóvenes desmintieron en su día afirmando que eran simplemente buenos amigos.

Su noviazgo con Rachel, en cambio, parece ser algo más serio. La modelo tiene dos hijos de su matrimonio con Stewart, Renee, de nueve años, y Lyam, se siete, y mantiene una excelente relación con el mítico cantante, del que no está divorciada. Tanto es así, que en marzo llegó a decir que aún le seguía queriendo y que, desde que rompió con él, no había logrado enamorarse de nuevo. "Rod y yo somos amigos del alma", afirmó.

Stewart, por su parte, comparte su vida en la actualidad con la bella fotógrafa Penny Lancaster, de 31 años, con la que parece haber encontrado la estabilidad emocional.

Más sobre

Regístrate para comentar