No pudo ser, Rosa queda en séptima posición

No pudo ser. Rosa y los chicos de Operación Triunfo traerán a España una más que digna séptima plaza. Lo lucharon hasta el final, se ganaron el favor de todos los periodistas de Europa y el cariño del resto de participantes. Sin embargo, los votos del jurado y del público se decantaron por el ritmo latino de Marie N., una cantante de veintitrés años de Letonia.

El hecho de que Rosa y sus compañeros Chenoa, Gisela, Geno, David Bisbal y Bustamante actuaran en uno de los primeros puestos, el quinto, ha podido ser una de las razones para que Europe’s living a celebration haya obtenido 81 puntos y no los 176 que obtuvo la ganadora.

Primeras declaraciones de Rosa
Rosa, visiblemente emocionada, y sin apenas poder pronunciar palabra apareció en directo de la mano de Nina para agradecer a todos el apoyo que le habían brindado. Pero no pudo decir más que un "Viva España" que encerraba todo el cariño que profesa a aquellos que, durante más de tres horas, sufrieron con ella la evolución de la gala. Para ella, según explicó Nina, una séptima plaza es un fracaso si se considera que la joven granadina se había impuesto como meta ganar para devolver la ilusión a todos los que la han seguido, con fervor, en los últimos meses. De hecho, en Armilla, su pueblo natal, la noche se convirtió en una macrofiesta, en la que más de veinticinco mil personas siguieron en directo la 47 edición de Eurovisión y, tras conocer los resultados, no dudaron ni por un instante en tratar de transmitir ánimos a Rosa que, esta noche más que nunca, sigue siendo para muchos Rosa de España.

Más sobre: