Brillante actuación de Rosa en el Festival de Eurovisión

Entre gritos y aplausos ha llegado el turno de España. Rosa, vestida con un elegante traje compuesto por pantalón y casaca de gasa negra, ha aterrizado en el escenario del Saku Suurhall dispuesta a triunfar con su canción Europe´s living a celebration.

Como curiosidad, segundos antes de que Rosa hiciera su aparición en el escenario, han emitido un vídeo recreando la historia de Frankenstein. Por fin, después de los nervios, el esfuerzo y los últimos ensayos a la joven granadina y sus compañeros de Operación Triunfo, encargados de los coros esta noche -Chenoa, David Bisbal, David Bustamante, Gisela y Geno- les ha llegado la hora de la verdad. Rosa, guapísima, tal y como había asegurado Bisbal minutos antes de la actuación, ha demostrado a toda Europa que tiene una voz prodigiosa con la esperada Europe's living a celebration y ha recibido una gran ovación por parte del público.

Durante los días previos al festival, en Tallin se ha barajado el nombre de Rosa como el de una de las favoritas. Aunque la joven confesó sentirse "algo nerviosa", ha derrochado voz y ganas en su interpretación más emocionante del Europe´s Living a Celebration. Aunque Alemania, Suecia, Francia y Gran Bretaña son otros de los países favoritos del festival, sólo nos queda esperar a la decisión del jurado y del público.

Ritmo desde la primera canción
Arrancó el festival con cinco jóvenes chipriotas que, con un estilo muy a lo Back Street Boys, llenaron el teatro Saku Suurhall de Tallin con ritmo trepidante. En segundo lugar, llenó el escenario, con la fuerza de su voz, la británica Jessica Garlick, una cantante que se dio a conocer tras su participación en un programa similar a Operación Triunfo, llamado Pop Idols. Y después, cierto aire de Andalucía se hizo con el público. Manuel Ortega, con veintidós años y madre sevillana, defendió con su canción, una balada festivalera, la bandera de Austria. La temperatura del teatro iba subiendo, especialmente para los españoles, que esperaban ansiosos la llegada de Rosa. Otro país mediterráneo, Grecia, con una estética futurista, se presentó en el escenario cantando S.A.G.A.P.O. Y, sin querernos dejar llevar por el entusiasmo, entre estos cuatro participantes, no hemos visto contrincante serio para las aspiraciones de España, si exceptuamos tal vez a la británica Jessica Garlick.

Más sobre: