Rosa: ¡Desde aquí, gracias a todos los que han hecho posible que esté cumpliendo mi sueño

Adelántanos, ¿Qué te vas a poner?
Todavía no lo sé con seguridad, porque tengo cuatro trajes ahí, pero Jorge, el estilista, me ha dicho que voy a ir muy elegante y cómoda.

Pero de los que hay ¿cuál es el que más te gusta?
A mi me gustaría ir elegante, de fiesta. Ya que estoy aquí. ¡Aunque si hubiese podido, me hubiese puesto un chándal, que quieres que te diga!

¿Qué le dirías a toda la gente, al público en general que te ha apoyado desde el principio, en octubre, cuando empezaste a ser la favorita?
Pues qué les voy a decir, pues darles las gracias porque han hecho posible que cumpla mi sueño.

¿Qué consejos te han dado para el gran momento?
Me han aconsejado que no me ponga nerviosa. La verdad es que estoy muy tranquila, yo pensaba que iba a estar peor porque creía que iba a ser más raro todo. Luego he llegado y el aeropuerto me ha parecido como el de Granada. Además están mis padres y mis compañeros. Aún quedan días hasta el sábado y no sé que pasará, porque antes he estado cantando y me he quedado en el sitio...tenía que haberlo hecho bien...

¿Es cierto que has llorado?
Bueno, sí, porque lo he pasado mal, me ha dado vegüenza, hay muchos cantantes por aquí.

¿Vas a llevar algún amuleto?
Me han dado un San Pancracio, y otras muchas cosas que no sé donde las voy a meter, tendré que guardarlas en la media. Me gustaría ponerme algunos pendientes de mi madre, pero no va a poder ser porque todo está muy pensado, tienen que ir con el traje. ¡Esto es como casarse!

¿Crees que pase lo que pase no va a variar nada en tu carrera?
Me conformo con que no afecte, ni para bien ni para mal.

Más sobre: