Rosa: 'Vais a acabar de la canción hasta la orejas'

De Algeciras, donde habían ofrecido uno de los exitosos conciertos de su gira la noche del domingo 19 de mayo, a Málaga para coger una avión a Madrid. Y, de la capital española a Tallin, con escala en Estocolmo. Rosa y los compañeros de ‘Operación Triunfo’ con los que acude al Festival de Eurovisión, Chenoa, David Bisbal, David Bustamante, Gisela y Geno, llegaron a Estonia con el cansancio reflejado en sus rostro pero con la felicidad de encontrarse en la recta final de su debut europeo.

Apoteósico recibimiento en Tallin
Simpáticos y amables, supieron ganarle la batalla a la fatiga y no dudaron en deleitar a la multitud de admiradores que se agolpaban en el aeropuerto de Tallin con los acordes de una canción que se ha convertido ya en un himno y que fue coreada por todos. David Bibal quiso hablar en nombre de sus compañeros: "Estamos muy cansados del viaje. Un saludo y gracias por el apoyo que nos estais dando". No han faltado a esta importante cita europea los padres de Rosa, Eduardo López y Paqui Cortés, que se mostraron encantados de acompañar a su hija: "Teníamos que venir como fuera", afirmó su madre a su llegada. Y Rosa también contará en Tallin con el apoyo de Nina, la directora de la Academia, Helen Rowson, la profesora de canto, y Tony Cruz, responsable de la productora de Operación Triunfo.

Su primer ensayo en el 'Saku Suurhall'
En su primer dia de estancia en Estonia, Rosa, Chenoa, David Bisbal, Bustamante, Gisela, Gisela y Geno hicieron la primera toma de contacto con el escenario que les acogerá el próximo sábado. Un breve ensayo de 20 minutos, el tiempo estipulado para cada país, en el que se han familiarizado con el 'Saku Suurhall', el recinto donde tendrá lugar la gala. El juego de luces de la puesta en escena dicta las riendas de un decorado insipirado en la esencia de Estonia. Durante los primeros ensayos ha quedado patentes algunos pequeños problemas de Rosa a la hora de alcanzar los tonos más altos, sin duda efecto del propio cansancio y del continuo esfuerzo al que se ha visto sometida en los últimos dias. Excepto un día, el martes, que descansarán, el resto de la semana los chicos no tendrán ni un minuto libre: recepción del alcalde de la ciudad, visita a la parte antigua de Tallin o una fiesta con las delegaciones de Chipre y Malta, son sólo algunas de las actividades programadas.

Más sobre: