Rosa y sus compañeros aterrizan en Estonia

Rosa y sus compañeros ya están en Estonia. Nerviosa, optimista y haciendo gala de su buen sentido del humor, la cantante de Armilla aterrizó en el aeropuerto de Tallin acompañada de sus padres y de algunos de sus compañeros de la Academia, que tendrán el privilegio de hacerle los coros a ella el próximo 25 de mayo.

Rosa, entre los favoritos
La joven granadina se dispone a realizar hoy su primer ensayo y su primera rueda de prensa con los medios de todos los países que participan en el festival. Mucho más segura de sí misma que en sus comienzos, la cantante, de 21 años, se enfrenta ya a la recta final de Eurovisión. Su canción Europe’s living a celebration sigue situándose entre una de las primeras posiciones en cuanto a intención de voto se refiere, y su primer disco en solitario ha colapsado la listas de éxitos al vender 400.000 copias en tan sólo una semana.

A cinco días de la gran cita de la música europea, los dieciséis chicos están con los nervios a flor de piel, tanto los que están junto a la granadina en Estonia, -Chenoa, Bisbal, Bustamante, Gisela y Geno- como los que verán su actuación desde España. Todos apoyan a Rosa y sueñan con poder celebrar un nuevo triunfo con ella el próximo 25 de mayo, día en que, la joven dará "todo lo que pueda" al interpretar Europe´s Living a Celebration.

'Vamos a ganar'
"Rosa está segura, sobre todo porque también la apoyamos. Ella es muy segura. Está guapísima últimamente. Vamos a ganar", estas fueran las últimas palabras de David Bisbal antes de viajar a Estonia. La joven granadina, que ya mostró al público sevillano la coreografía que realizará en Eurovisión junto a sus compañeros, expresó su deseo de que "el próximo 25 de mayo los nervios no me traicionen".

El "Saku Suurhall", auditorio donde se celebrará la ceremonia, ya está preparado para dar la bienvenida a los 24 países que competirán la noche del 25 de mayo. Después de 5 días de ensayo y 3 comparecencias ante los medios, Rosa subirá al escenario e impresionará al público con su simpatía y su buena voz.

Más sobre: