Un equipo de 45 futbolistas pondrá música al Mundial

Se acerca la gran fiesta del fútbol mundial y todos se apresuran a ultimar los preparativos para la competición: duros entrenamientos, concentraciones con la selección, fiestas, presentaciones... El pistoletazo de salida será el próximo día 31 de mayo cuando la música de Vangelis suene como himno durante la ceremonia de inauguración.

Y es que como en toda fiesta, el Mundial de Fútbol de Japón y Corea también tendrá su propia música recogida en un disco que se pondrá a la venta el próximo martes: El álbum oficial de la Copa del Mundo de Fútlbol 2002, en el que se incluyen las canciones oficiales de cada selección y un tema muy especial, grabado por un conjunto de 45 futbolistas, cuya recaudación irá destinado a la lucha contra el sida.

Futbolistas y solidarios
Entre las estrellas del fútbol que interpretan el tema Life for love united se encuentran Iván Helguera, Luis Figo, Roberto Carlos, Zinedine Zidane, Fabio Cannavaro, Fabien Barthez, Didier Deschamps, Claude Makelele y Thierry Henry entre otros considerados todos ellos no sólo como excelentes jugadores sino también como los más atractivos del Mundial a tenor de los resultados de nuestra votación para organizar el Dream Team de los más atractivos del Mundial.

La canción, compuesta por Pascal Obispo, es además la melodía que representará a la selección francesa en el Mundial.

En el álbum se incluyen además los temas de Jennifer López, Let’s get loud, canción oficial de la selección estadounidense, el de Mónica Naranjo, Shake house, de la selección española o el tema Boom de la cantante Anastacia, que será la canción oficial del Mundial, entre otras.

Beckham, la estrella japonesa
Mientras en Japón todo parece listo para dar comienzo a la fiesta, en la que David Beckham ya se ha convertido en una estrella indiscutible. Miles de fans llevan varias semanas agotando los posters y camisetas del jugador, numerosas revistas femeninas le dedican sus portadas y las adolescentes andan como locas comprando fotos del líder de la selección británica en un país donde este deporte comparte un discreto segundo puesto con el béisbol y por debajo del sumo, deporte nacional.

David Beckham encarna el ideal de familia para muchos japoneses que se ven atraídos más por el glamour y el espectáculo que por el deporte en sí. En ese sentido Beckham y su mujer, Victoria Adams son expertos, tal y como demostraron con la brillante fiesta organizada por la pareja para desear suerte a la selección británica celebrada esta semana.

Más sobre: