Los espléndidos 60 años de Barbra Streisand

La 53 edición de los premios Emmy, celebrada el pasado noviembre en Los Ángeles, brindó la ocasión de volver a disfrutar de una de las mejores voces que ha dado el mundo de la música. El auditorio se sumió en silencio cuando Barbra Streisand interpretó el emotivo tema You’ll never walk alone de Rodgers y Hammerstein delante de un muro con los nombres de las víctimas del atentado del 11 de septiembre. Quince meses antes, en agosto del año 2000, la popular artista neoyorquina había anunciado su retirada definitiva de los escenarios.

Compositora actriz, productora y directora, Barbra Streisand, considerada de una de las artistas más polifacéticas de las últimas décadas, también recibió un premio Emmy, uno de sus últimos reconocimientos, por su trabajo como conductora del programa musical Barbra Streisand: Tímeless. El galardón se sumó a los numerosos que ha recibido a lo largo de más de tres décadas de carrera profesional, entre ellos diez Globos de Oro, diez Grammys, dos Oscar, otros tres Emmys y un Tony. Barbra Streisand llega a los sesenta años con casi cuarenta de trabajo a las espaldas, un sin fin de éxitos cosechados a lo largo y ancho del globo -a los que hay que añadir las fabulosas ventas del disco recopilatorio The Essential Barbra Streisand, un doble CD recopilatorio, que salió a la venta el pasado año-, y la sensación de que lo ha dado todo a su público.

Ahora es momento para el disfrute y la tranquilidad y Barbra, cuya madre, Diana, falleció hace unas semanas a los 93 años, lleva a las mil maravillas su forma de vida: "Me gusta estar semi-retirada", afirmó recientemente, y centra su atención en la familia, especialmente en su marido desde hace casi cuatro años, James Brolin. "Cuando uno consigue ser feliz, no tiene necesidad de expresarse de otro modo", declaró a Los Ángeles Times. En la misma entrevista, la voz, afirmó que había recibido una oferta de Woody Allen para trabajar en una de sus películas, pero rechazó el papel: "Me preocupo por mi vida privada más que de mi trabajo. No quise estar lejos de Jim durante cuatro meses".
La protagonista de películas como Hello, Dolly!, ¿Qué me pasa doctor?, Ha nacido una estrella, o El príncipe de las mareas añadió con humor: "Soy una perfeccionista, y eso lleva mucho tiempo".

Más sobre: