Jennifer López muestra su imagen más sensual en su nuevo vídeo

Hace unas semanas paralizó el tráfico en Ocean Drive, una de las principales avenidas de Miami donde posó para el prestigioso fotógrafo de moda Gilles Bensimon. Y ahora ha sido el distrito neoyorquino de Harlem el que ha caído rendido a los pies de Jennifer López. La protagonista de Planes de boda rueda estos días su nuevo vídeo musical, I’m gonna be alright en las calles del conocido barrio, donde ha levantado suspiros a su paso.

Y es que, mientras pasea su felicidad junto a su marido, Cris Judd, y se habla de su posible embarazo, ella no tiene reparos en demostrar, en cada momento y en cada una de sus apariciones, que se ha ganado a pulso el título de ‘actriz latina más sensual’. Sabe sacarle partido a su espectacular físico, de eso no cabe duda. Enfundada en unos mini shorts de flores y una sensual blusa, con mini jeans y ajustada camiseta o en un favorecedor bikini azul, Jennifer López conquistará al público al ritmo de su pegadiza música y a golpe de cadera mientras muestra su imagen más sexy.

La polifacética actriz y cantante, que cada vez cotiza más caro es dueña de una de las agendas más apretadas del momento. Por estrenar aún Enough y apenas finalizado el rodaje de Gigli, Jennifer López en Gigli junto a Ben Affleck, por la que ha cobrado 14 millones de euros, Jennifer López ha demostrado que, además de belleza, tiene una mente para los negocios. Acaba de abrir un restaurante, Madre’s en Pasadena, una localidad a 40 km de Los Ángeles- y es copropietaria del Conga Room, un exclusivo club de baile que compró con los actores Jimmy Smits y Paul Rodríguez. Pero aquí no termina su larga lista de actividades empresariales, además de haber creado recientemente su propia línea de ropa, el próximo otoño lanzará su primer perfume y una línea de cosméticos.

Más sobre: