Julio Iglesias despidió con profundo dolor a su madre, Charo de la Cueva

La familia Iglesias se reunió en Miami para despedir con profundo dolor a Charo de la Cueva, madre de Julio Iglesias, quien falleció la madrugada del pasado viernes a causa de una larga enfermedad. Sus dos hijos, Carlos y Julio, presidieron el funeral al que también asistió el doctor Iglesias Puga, del que estaba divorciada desde 1985.

Vestido de riguroso luto, y con la emoción contenida reflejada en su rostro, acudió Julio Iglesias a dar el último adiós a su madre. El artista, junto a sus familiares y amigos más allegados, asistió al servicio religioso celebrado en memoria de doña Rosario -la llamaban cariñosamente Charo- en la iglesia Corpus Christi de Miami.

Con Julio estaba Miranda, que le prestaba su apoyo y cariño en unos momentos especialmente difíciles para el cantante. Miranda intentaba prestar su consuelo al cantante cuando al cantante le era imposible esconder el abatimiento y la pesadumbre que le asolaban.

Al concluir el funeral y tras un breve descanso, Julio con Miranda y Carlos, con su esposa Mamen, subieron a bordo del barco de unos amigos, el "Sea dancer", para cumplir con el último deseo de su madre. Doña Rosario deseaba que sus restos fueran incinerados y se lanzaran a las olas del mar. Al atardecer, sus dos hijos depositaban sus cenizas en el mar mientras sus nueras, Miranda y Mamen, arrojaban rosas blancas.

Como decíamos, doña Rosario - Charo como la llamaban cariñosamente- 2002-03-15,madrejulio en su apartamento de Coral Gables donde residía desde hace varios años. Su estado de salud se había deteriorado en los últimos tiempos a causa de la grave enfermedad que padecía por lo que sus apariciones públicas - que, por otra parte, nunca fueron frecuentes- se habían convertido cada vez en más escasas.

Más sobre: