Primeras declaraciones de Victoria Beckham tras anunciar que espera su segundo hijo

La pareja más popular de todo el Reino Unido ha mostrado su alegría por la llegada, en septiembre, de un nuevo miembro de su familia. La noticia llenó de contento a familiares y amigos de Victoria, embarazada probablemente de dos meses. El padre de la ex Spice Girls no dudó en afirmar: "Toda la familia está encantada". Al padre del jugador de fútbol la noticia, sin embargo, le pilló un tanto por sorpresa: "Aún no he hablado con mi hijo pero me parece excelente". Los amigos de David Beckham, 26 años, y Victoria Adams, 27 años, expresaron su sorpresa: "Esta vez sí que lo han mantenido en secreto". Mientras se multiplicaban las reacciones, la pareja insiste en la felicidad que esta noticia les produce: "Brooklyn está deseando tener un hermanito o hermanita para jugar con él".

Un bebé muy deseado
Victoria y David Beckham contrajeron matrimonio en julio de 1999, cuando su bebé tenía cuatro meses. Le llamaron Brooklyn por ser éste el distrito de Nueva York en el que fue concebido. Muchos tabloides británicos se preguntan hoy cómo se llamará este nuevo miembro de la familia Beckham. Ante esta pregunta, no hay más que silencio: "Si ellos ya lo saben, no nos han comunicado nada". Lo que sí es cierto, fuera de este asunto del nombre algo más frívolo, es que el nuevo bebé era muy esperado por la pareja. Como declaró recientemente la cantante: "Me encantan los niños y quiero tener más, como poco cinco. Los hijos son, definitivamente, lo más importante para mí. Vengo de una familia numerosa donde siempre había mucha gente alrededor de la mesa. Quiero crear esa clase de atmósfera. Nada me impedirá tener hijos". Tal vez la cantante se refería a su carrera discográfica, que en los últimos tiempos no ha tenido excesivo éxito. Su manager, John Glover, después de felicitar a la pareja, se ha apresurado a declarar que la artista "cumplirá con todos sus planes de trabajo y la promoción de su tercer single".

Por otro lado, con el anuncio de este nuevo embarazo, Victoria Beckham puede estar tranquila. Tras dar a luz a Brooklyn le surgieron ciertos problemas de salud que, según los médicos, dificultarían que la artista volviera a quedarse embarazada. Aunque han pasado casi tres años desde el nacimiento de Brooklyn, la familia Beckham ha visto realizado, en un año muy especial, su sueño: dar a Brooklyn un hermanito o hermanita. Según declaró la artista en una entrevista concedida a la GMTV, ella prefería que su nuevo hijo fuera una niña: "Estoy segura de que Brooklyn seguirá los pasos de su padre y se convertirá en un excelente jugador de fútbol. Me gustaría que, si fuera niña, siguiera mi carrera y se hiciera cantante". Más allá de suposiciones, los Beckham esperan felices la llegada de un nuevo hijo.

Más sobre: