Kylie Minogue, estrella de los Premios Británicos de la Música

Se convirtió en la indiscutible estrella internacional de la noche al conquistar dos de los principales galardones. La cantante australiana Kylie Minogue brilló anoche con luz propia en la entrega de los ‘2002 Brit Awards’, los premios de la música británica -popularmente conocidos como los Brits-, que se celebran desde hace 25 años; en primer lugar, porque fue elegida Mejor Solista Internacional, desbancando a la islandesa Bjork, a la canadiense Nelly Furtado y a las estadounidenses Anastacia y Alicia Keys, y su disco Fever, con el que ha conquistado las listas mundiales, se convirtió en el Álbum Internacional del año; en segundo lugar, porque la menuda artista, estrella de la música en los años ochenta y ex diva de telenovelas, demostró por qué está considerada una de las mujeres más atractivas y sensuales del momento.

Kylie Minogue, reina del escenario
Su actuación, en la que interpretó el famoso tema Can’t get you out of my head, con el que tantos éxitos está cosechando, levantó suspiros en el auditorio. Cambió el ligero vestido de gasa con capucha que ha lucido en sus últimas apariciones por un sugerente mini vestido ceñido y botas hasta la rodilla, apareció en un gigantesco disco compacto y conquistó al público presente. El primero de los galardones lo recibió, emocionada, de manos de Russell Crowe y lo agradeció a su novio, James Gooding y a todas las personas que "me mantienen en mis cabales", según sus propias palabras.

Robbie Williams, Mejor Solista Masculino Británico
La otra gran reina de la noche, fue la británica Dido. La cantautora londinense, que hace poco más de un año era prácticamente una desconocida, fue elegida Mejor Solista Femenina Británica y su producción debut, Not Angel, que ha vendido trece millones de copias, se alzó con el premio al Mejor Álbum Británico.

Por su parte, Robbie Williams fue reconocido con el galardón como Solista Masculino Británico. El ex componente de Take That recibe el premio, por tercer año consecutivo, justo cuando ha dado un giro radical a su carrera con su disco Swing when you’re winning. El mismo reconocimiento a nivel internacional fue para Shaggy, quien superó a Bob Dylan y a Dr Dre, que recogió el premio de manos de Daryl Hanna.

Premio honorífico para Sting
Westlife se alzó con el premio al mejor grupo pop, Travis al mejor grupo británico, Blue al artista revelación y el trío Destiny’s Child fue elegido Mejor Grupo Internacional del Año y The Strokes Mejor Grupo Internacional Revelación. La gran perdedora de la noche -en la que también hubo tiempo para el reconocimiento a Sting por toda su carrera musical- fue sin duda, la banda Gorillaz que, candidata a seis estatuillas, no consiguió ninguna.

Más sobre: