La hija de Madonna asistió a su primer acto social acompañada por su madre

Las más reconocidas astros del mundo de la moda y del espectáculo se encargaron de llenar de glamour la nueva exposición de Mario Testino estrella de la National Portrait Gallery de Londres. El fotógrafo favorito de la princesa Diana, Mario Testino, muestra estos días una recopilación de sus mejores instantáneas, incluidas las que realizó a la princesa de Gales poco antes de su muerte. Trabajador incansable, el fotógrafo, de 46 años, se ha convertido en uno de los retratistas preferidos por la realeza y los artistas a la hora de quedar inmortalizados.

Madonna y su hija, estrellas de la noche
Nadie quiso perderse la cita, desde Elle McPherson, hasta Gwyneth Paltrow, pasando por Stella McCartney o Salman Rushdie. Pero, sin duda, Madonna acaparó toda la atención a su llegada a la sala de exposiciones. La diva de la música, una de las protagonistas de la muestra y gran amiga de Testino -es el autor de la portada de su disco Ray of light-, apareció radiante, con un elegante abrigo crudo firmado por su amiga Stella McCartney valorado en 1.500 libras (más de 2.500 euros) y acompañada por su marido, Guy Ritchie.

El primer acto social de Lourdes María
Aunque son escasas las apariciones públicas de la pareja, que protege celosamente su intimidad familiar, la ocasión brindó la oportunidad de ver a la pequeña Lourdes María, de 5 años, fruto de su relación con Carlos León, en el que ha sido su primera aparición en un acto social. La pequeña, de gran parecido físico con Madonna, que vestía un mini kilt escocés de la firma Burberry, hizo las delicias de todos los presentes. El motivo para que su madre rompiera el cerco bajo el que protege a Lourdes y al benjamín de la familia, Rocco, fue que la niña sale junto a ella en una de las fotografía

Más sobre: