Las 'Spice girls' condenadas a pagar 400 mil euros a una firma de motocicletas

Todo empezó cuando la compañía italiana Aprilia firmó un contrato con las Spice girls para utilizar su imagen en la motocicleta Spice Sonic. Sin embargo, un mes después, en mayo de 1998, Geri Halliwell anunció que abandonaba el conjunto y la citada firma las demandó asegurando que se le había ocultado la decisión de Geri en el momento de llegar al acuerdo, lo que le causó unas pérdidas de cerca de 5 millones de euros.

Ellas, por su parte, aseguraban que no sabían que Geri iba a dejar las Spice Girls cuando Aprilia se convirtió en su patrocinador en un contrato valorado en cerca de 2 millones de euros.

En una primera sentencia de la Corte londinense, en febrero de 2000, se condenó a las Spice girls a pagar una multa así como los costes del juicio. A través de un comunicado, las Spice afirmaron entonces: "Si hemos perdido este caso, eso significa que todavía no se ha hecho justicia. No sabíamos que Geri iba a dejar el grupo pero la vida sigue".

El grupo británico acudió a la Corte de Apelaciones que ayer hizo público su fallo sin que ninguna de las cinco chicas estuviera presente en la sala. Los jueces Sir Andrew Morritt, Chadwick y Rix desestimaron la petición del conjunto y las condenaron a pagar una multa de 400.000 euros así como todos los costes del proceso, lo que podría alcanzar la cifra de 4 millones de euros.

Más sobre: