Monserrat Caballé: "Volver a casa es volver al Liceo"

Días después de su regreso a los escenarios interpretando a Catalina de Aragón en la ópera Enrique VIII, Monserrat Caballé recibió un caluroso homenaje en el Liceo de Barcelona coincidiendo con el 40 aniversario de su debut en este teatro barcelonés. Para conmemorar su aniversario, la Fundación del Gran Teatro del Liceo ha editado un libro, Monserrat Caballé, 40 años en el Liceo, en el que se recoge toda la andadura musical y personal de la artista.

La soprano llegó al teatro acompañada de su marido, Bernabé Martí y de su hija, Montse Martí, que acudió junto a su novio, el regatista Juan Pacheco. Todos ellos quisieron estar a su lado en un día tan importante para ella. El homenaje, celebrado en el Salón de los Espejos del Liceo, estuvo presidido por el alcalde de Barcelona, Joan Clos, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol y la ministra de Cultura, Pilar del Castillo.

Monserrat Caballé, muy emocionada, agradeció este caluroso homenaje y todas las muestras de cariño recibidas a lo largo de su carrera musical: "Ha sido un día muy emocionante, muy bonito. Mi etapa como estudiante fueron 12 años estudiando para poder actuar. En total son 52 años los que he estado en este edificio. Volver a casa es volver al Liceo".

Uno de los recuerdos más felices para la soprano fue cuando su hija debutó en el Liceo. "Fue una sorpresa muy bonita. El día que ella cantó, mi marido y yo lloramos todo el rato, nos parecía mentira que donde nosotros habíamos estado tantas veces estuviera ella". Durante el acto, Monserrat Martí quiso rememorar el día que subió al escenario del Liceo y cantó junto su madre: "Tuve la suerte de poder hacerlo en 1999, fue un sueño realizado, son emociones vividas en el escenario entre ella y yo muy difíciles de explicar".

Más sobre: