Virgin pagará 60 millones de euros a Mariah Carey para romper su contrato

La discográfica Virgin ha decidido romper el contrato que firmó el pasado mes de abril con Mariah Carey y que convirtió a la artista en la cantante mejor pagada de la historia. Sólo nueve meses después, la compañía ha pagado cerca de 60 millones de euros (cerca de diez mil millones de pesetas), según ha informado BBC, por suspender su acuerdo con Mariah.

Al parecer, la estadounidense debía percibir el doble de esta cantidad por la grabación de cinco álbumes discográficos, según se establecía en el contrato con Virgin. Sin embargo, las ventas del primero de estos discos, Glitter, no fueron las esperadas lo que ha motivado la decisión de la empresa.

Mariah firmó con Virgin tras romper con Sony music, la compañía dirigida por su ex marido Tommy Mottola. La artista se mostró entonces muy ilusionada ante una nueva etapa de su carrera y preparó con ilusión su debut en el cine, la película Glitter.

Poco después, en parte debido a la gran presión que se le exigía al ser la cantante mejor pagada del mundo y también a causa de la ruptura de su relación sentimental con Luis Miguel, mariah-crisis que le obligó a permanecer ingresada en un centro clínico de Nueva York. El estreno de su película, prevista para agosto, se retrasó hasta mediados de septiembre. Y fue en esa ocasión cuando la cantante, luciendo ya una magnífica sonrisa, reapareció tras haber permanecido bajo cuidado médico y con la atención constante de su madre, Patricia.

Mariah Carey confesó en su primeras declaraciones tras haber sido ingresada que el intenso ritmo de trabajo le había llevado a un estado de extenuación físico y emocional. Pero la estrella volvió a brillar con su glamour habitual en todas sus apariciones públicas. Apareció radiante y sobre una moto de brillantes en la gala de la moda, interpretó el tema Hero en el telemaratón a favor de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre y kosovo-mariah animando a las tropas estadounidenses destacadas allí vestida con un sugerente traje de militar.

La artista empieza el año 2002 con la confianza de conseguir de nuevo ser la número uno en las listas de éxitos y la ilusión de quien ha cerrado una etapa triste de su vida.

Más sobre: