Barbra Streisand vuelve a subirse a un escenario en la gala de los premios Emmy

La 53 edición de los premios Emmy, celebrada ayer en Los Ángeles, brindó la ocasión de volver a disfrutar de una de las mejores voces que ha dado el mundo de la música. Barbra Streisand, que anunció su retirada definitiva de los escenarios en agosto del año 2000, volvió a deleitar a sus seguidores más incondicionales. Al final de una gala, marcada por la solidaridad, el patriotismo y el recuerdo a las víctimas de los atentados que el pasado 11 de septiembre golpearon Estados Unidos, la cantante neoyorquina interpretó el emotivo tema You’ll never walk alone de Rodgers y Hammerstein delante de un muro con los nombres de las víctimas.

Compositora actriz, productora y directora, Barbra Streisand, considerada de una de las artistas más polifacéticas de las últimas décadas, también recibió un premio Emmy por su trabajo como conductora del programa musical Barbra Streisand: Tímeless, galardón que se une a los numerosos que ha recibido a lo largo de más de tres décadas de carrera profesional, entre ellos diez Globos de Oro, diez Grammys, dos Oscar, otros tres Emmys y un Tony.

En el mes de agosto del año 2000 la protagonista de películas como ¿Qué me pasa doctor? o Ha nacido una estrella anunciaba su retirada definitiva. Era la tercera vez que la artista hacía pública su intención de bajarse de los escenarios -la primera fue en 1994, la segunda tuvo lugar la Navidad de 1999-, y todo hacía presagiar que no volvería a coger un micrófono. Para su gran despedida, la artista, de 59 años y casada desde 1998 con James Brolin, organizó un recital en el Madison Square Garden de Nueva York en el que estuvo arropada por numerosos amigos. Desde entonces sus apariciones fueron cada vez más escasas; una de las últimas fue el pasado mes de febrero cuando acudió a recoger el premio que le otorgó el Instituto Americano del Cine por toda su trayectoria cinematográfica.
Su reaparición en la gala de los Emmy demuestra que, aunque decidida a darse más tiempo a sí misma después de tres décadas dedicada al espectáculo, Barbra Streisand no se ha marchado del todo.

Más sobre: