El dúo Ella Baila Sola se despide con un disco de grandes éxitos

Tras una década, Marta y Marilia han decidido separarse para hacer cosas diferentes

De forma amistosa y con un recopilatorio de grandes éxitos, Marta y Marilia, la rubia y la morena o, lo que es lo mismo, 'Ella Baila Sola', se han despedido del público que las ha seguido durante casi seis años. Desaparecen como dúo para seguir caminos diferentes y darse nuevas oportunidades: "Hemos decidido dar este paso para aprender más, conocernos mejor y sacar cosas diferentes a las que veníamos haciendo hasta ahora", explicó Marilia, en la rueda de prensa en la que se anunciaba oficialmente la separación.

Se conocieron en el colegio
Marta Botía y Marilia Andrés se conocieron estudiando COU en el colegio San Agustín. Dieron sus primeros pasos musicales en un grupo de rock para luego formar su propia banda, The Just, en la que cantaban en inglés. Un productor las convenció para que cantaran en español y tras varias maquetas y pequeños conciertos, en 1996 salió a la luz su primer disco, un álbum que conecto con el público por sus canciones de tintes realistas y temas cotidianos: Cuando los sapos bailen flamenco, Lo echamos a suertes o No lo vuelvas a hacer.

Rumores de desavenencias
Sin embargo, con la fama, llegaron los primeros rumores de desavenencias entre las componentes del dúo: "Desde el primer disco la gente nos ha estado preguntando cuándo nos íbamos a separar. Yo creo que eso es algo que flota en el aire porque suele ser lo que normalmente sucede a los grupos, así que todo el mundo lo está esperando. La música es algo muy subjetivo que te acaba pidiendo que expreses al cien por cien. Estamos ahora cerrando una etapa en la que hemos defendido cada uno de nuestros tres discos -Ella baila sola, e.b.s.Marta y Marilia- con uñas y dientes", afirma Marta.

Caminos separados
Y los caminos se han separado. Mientras Marta se muestra eufórica con la grabación de su primer disco en solitario: "Estoy metida en el estudio 46 horas al día, preparando las canciones de lo que va a ser mi nuevo disco, que va a ser más rockero, más desmelenado, con más saltos sobre el escenario. No quiero parar de ninguna manera porque lo que más me gusta es componer, estar en el estudio y en el escenario. Todo lo bueno y lo malo que implica la música es que siempre es una aventura"; Marilia prefiere pensarse más las cosas: "Estoy escribiendo mucho, recopilando apuntes que tenía, cosas que tienen mucho que ver con mi vida, con mi mundo. No me quiero precipitar porque no lo veo necesario. Entro en una etapa de reflexión en la que me apetece mucho desarrollar proyectos relacionados con la música, pero también alejados de ella".

Más sobre: