Nueva York, escenario de uno de los mayores conciertos benéficos de la historia

Semanas después del ataque terrorista que golpeó al corazón financiero y económico de Estados Unidos, las estrellas del pop se reunieron en el Madison Square Garden de Nueva York para rendir homenaje a las víctimas de los brutales atentados ocurridos el 11 de septiembre. Paul McCartney, Elton John, Eric Clapton, Billy Joel y Mike Jagger fueron algunos de los cantantes que actuaron en este concierto benéfico para recaudar fondos en favor de las familias de las víctimas de los atentados de Washington y Nueva York. Esta gala solidaria, organizada por el ex miembro de Los Beatles, Paul McCartney, recaudó más de 2500 millones de pesetas.

McCartney, como principal protagonista del evento, manifestó: "Como amo a esta ciudad, pensé que era lo que podía hacer para elevar la moral y poder decir: Aún estamos juntos, aún estamos aquí. Vamos a honrar a quienes dieron sus vidas por nosotros". Uno de los momentos más emotivos de la noche fue el minuto en el que más de 20.000 personas allí reunidas repitieron a coro "Usa, Usa" en honor a las familias de las víctimas y a los grupos de rescate.

El mundo de la música, del humor, de la política y del cine se quiso unir a esta festival benéfico. Harrison Ford, Meg Ryan, Leonardo Di Caprio, Salma Hayek, Susan Sarandon y Richard Gere estuvieron entre los asistentes y fueron los que dieron a conocer a algunos de los bomberos y policías que colaboraron en las tareas de rescate y a sus familias. Uno de los momentos claves del homenaje fue cuando Michael J Fox presentó al bombero Mike Moran, cuyo hermano falleció en el atentado del World Trade Center. Woody Allen y Martín Scorsese quisieron aportar su granito de arena y, durante la velada, ofrecieron varios cortos cinematográficos.

Nada más aparecer Rudolph Giuliani, alcalde de Nueva York, el público se levantó y le dedicó un aplauso unánime. Por su parte, el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton y su esposa Hillary quisieron participar en esta causa benéfica. "Bin Laden se equivocó al pensar que eramos montañas de acero y torres de dinero. Somos montañas de valor y corazones de acero", aseguró Clinton.

"Es un placer cantar para ustedes esta noche", dijo David Bowie nada más subir al escenario. El cantante británico inauguró el concierto entonando una conocida versión de América de Paul Simon, a la que le siguió su conocida canción Héroes. Paul McCartney le sucedió con un tema que compuso un día después de conocerse los terribles atentados, Freedom. Bon Jovi fue otra de las estrellas de la velada que interpretó la canción Wanted Dead or Alive. Como despedida todos los artistas unieron sus manos para entonar la conocida canción Let it be. Fue el punto final a un largo concierto, que duró cinco horas, en honor a los héroes del 11 de septiembre.

El domingo, el estadio Robert F. Kennedy de Washington también reunió a numerosas estrellas como Michael Jackson, Rod Stewart, 'N Sync, Mariah Carey, y Ricky Martín que quisieron sumarse al homenaje dedicado a las familias de los fallecidos en los ataques a Estados Unidos.

Más sobre: