La cantante Rocío Dúrcal, operada de urgencia

Con la siempre presente compañía de su marido, Junior, y de sus hijos, la cantante Rocío Dúrcal se recupera en una conocida clínica de una intervención quirúrgica. La artista ha tenido que aplazar sus compromisos oficiales en América para someterse a la operación, realizada la pasada semana, aunque gracias a su satisfactoria evolución podría abandonar el centro hospitalario en los próximos días.

Un merecido descanso
Su hija menor Shaila ha asegurado que la cantante está impaciente por regresar a su casa así como que "lleva mal el reposo por lo inquieta que es". Su propia familia le anima a que se tome en estos momentos un merecido descanso, "lleva mucho tiempo trabajando y por que se tome un descanso y se preocupe por ella, no pasa nada", añadía Shaila.

Rocío Dúrcal, que iba a comenzar próximamente la gira con la que iba a presentar su disco 2001-06-21, durcal al otro lado del Atlántico, quiere reaparecer profesionalmente a principios de 2002 en Mar de Plata ya recuperada y con la misma fuerza que siempre ha demostrado sobre el escenario.

Rocío, que ingresó por su propio pie en la clínica El Rosario para ser operada de urgencia, se encuentra ya en planta tras haber pasado unos días en la unidad de cuidados intensivos después de la operación. Su marido, y sus tres hijos, Carmen, Shaila y Antonio, recién llegado de su luna de miel, no se han separado de su lado dándole el ánimo y el cariño que la cantante necesitaba en estos difíciles momentos.

En la boda de su hijo
La 2001-09-26, boda, celebrada hace unas semanas, Antonio Morales con Edurne González fue un momento especialmente emocionante para Rocío Dúrcal. La artista aseguró que esperaba con ilusión el momento en el que volviera a ser abuela, su hija mayor Carmen tiene un hijo Christian, y que le llenaba de alegría la primera boda de uno de sus hijos. A pesar de las obligaciones propias de su profesión, la cantante ha sabido mantener siempre a su familia unida.

Con la ayuda de su marido, Junior, la artista ha compaginado sus triunfos profesionales, con la estabilidad que le daba encontrarse con Junior y sus tres hijos en Madrid cuando regresaba de las galas.

Más sobre: