Paulina Rubio inicia su gira española en Madrid con Café Quijano

Al son de los latidos del corazón Paulina Rubio saltó al escenario de la madrileña plaza de toros de Las Ventas para comenzar su gira junto al grupo leonés Café Quijano. Con su habitual sombrero cowboy y sus minifaldas, que han creado un estilo entre las más jovencitas, comenzó el concierto cantando una de las canciones más conocidas de su último disco, Lo haré por ti.

Entre los rostros conocidos destacó la presencia del empresario Pepe Barroso, Álvaro de Marichalar, Mari Cielo Pajares con su novio Neil, hermano de Dinio, la cantante Alaska, la modelo Sandra Ibarra, el presentador Juan Imedio y la joven Alejandra Prat.

Con el grito "¡Buenas noches Madrid!" la joven saludó a las miles de personas que se congregaron en Las Ventas para disfrutar del espectáculo. La mexicana lanzó lo que según ella sería el grito del milenio: "¡Arriba las mujeres, si las mujeres gobernaran el mundo no habría guerras sólo haríamos el amor!".

Combinación de luces y ritmos latinos
Desde el albero y el tendido, los asistentes respondían entusiasmados a las preguntas que Paulina les hacía desde el micrófono. También bailaron con ella temas como Vive el verano o Y yo sigo aquí, canciones donde la artista combinó diversos estilos musicales como el pop, funk, house, tecno, folklore, dance, sonidos latinos e incluso rancheras que interpretó junto a un grupo de mariachis.

Lo más inesperado de la noche fue cuando Paulina apareció entre el público de los tendidos, flanqueada por dos guardaespaldas, y cantó sobre una plataforma haciendo gala de su belleza y seducción. Una combinación de luces y ritmos latinos elevó la temperatura de las aproximadamente 10.000 personas que disfrutaron del show.

Café Quijano, que actuará junto a Paulina en todos los conciertos de su gira española, también encandiló a los presentes con su éxitos Na de nah, La Taberna del Buda y La Lola. El grupo leonés continuará su gira por siete ciudades españolas; su próxima actuación junto a la cantante mexicana será en Sevilla.

El público de todas las edades llenó la plaza de toros madrileña. Gente joven y muchos niños acompañados de sus padres aplaudieron a Paulina, quien, una vez que hubo concluído su actuación, lanzó a los presentes las pulseras de colores que lució en sus dos muñecas durante todo el recital.

Más sobre: