David Beckham construye un campo de golf en el jardín de su mansión

Un completo campo de golf de dos hoyos se extiende a lo largo del enorme jardín de diez hectáreas que poseen la estrella del Manchester United y su esposa, Victoria Adams, en su mansión de Inglaterra. La pareja, que se compró la espectacular vivienda cuando nació su pequeño hijo, Brooklyn, hace dos años, ha querido hacer de su hogar el lugar perfecto para disfrutar en familia de todas sus aficiones.

Así, además del campo de golf, el Beckingham Palace -nombre pusieron a la casa- tiene una pistas de tenis, un enorme lago, una zona habilitada para hacer barbacoas y hasta un estudio de grabación, donde la ex Spice Girl ensaya ahora los temas de su primer disco en solitario.

A los 700 millones de pesetas que costó al matrimonio Beckham la finca, se suman los más de 500 millones que se ha gastado en rehabilitarla y adaptarla a sus necesidades y gustos. Nada más que el campo de golf, les ha costado algo más de 28 millones de pesetas.

Aprendiendo a volar
El Beckingham Palace es el hogar con el que Victoria, una mujer familiar que está muy unida a sus padres y hermanos, había soñado siempre. Según narra la cantante en su autobiografía, "Aprendiendo a volar", la máxima prioridad de su vida es cuidar de su marido y del hijo de ambos, Brooklyn.

"Nunca me pude imaginar que alguien fuera tan cariñoso, leal y atento como David", relata la joven en su libro, donde también asegura que no le importaría trasladarse a vivir a cualquier parte del mundo en beneficio de la carrera de su esposo.

Más sobre: