Alejandro Sanz, nueva imagen de una conocida marca de relojes

El cantante acaba de regresar de Los Ángeles ciudad a la que viajó para asistir a la entrega de los Grammy Latinos que fue aplazada tras los atentados del pasado martes

Alejandro Sanz ha regresado a España tras permanecer unos días en Los Ángeles. El cantante tenía previsto asistir a la segunda edición de los Grammy Latinos -Alejandro Sanz acumula cinco candidaturas a los premios- que debía haberse celebrado el pasado día 11 y que la ceremonia de los Grammy Latinos quedó aplazada por los trágicos atentados de Nueva York y Washington. El cierre del espacio aéreo norteamericano obligó tanto a Alejandro Sanz, como al resto de artistas españoles desplazados a permanecer en la ciudad californiana -finalmente la delegación española regresó el pasado viernes vía México por lo que no pudieron participar en el ‘concierto por los héroes’ en homenaje a los miembros de los equipos que realizan las labores de rescate-.

Relevo de Julio Iglesias
Tras haber vivido de cerca el suceso que ha conmovido al mundo, lo primero que hizo el cantante fue estar con su mujer, Jaydy Mitchel y con su hija Manuela, que Manuela nació a finales de julio, y posteriormente volver al trabajo. Curiosamente esta vez no se trataba de subir a un escenario o encerrarse en un estudio de grabación, sino de ponerse delante de las cámaras en lo que es para él una actividad totalmente nueva, la publicidad.

Alejandro Sanz ha tomado el relevo de Julio Iglesias como embajador de la firma de relojes Viceroy para las colecciones de acero -Melanie Griffith Melanie Griffith es la imagen de la línea de oro-. La conocida marca pensó en el artista porque la nueva campaña tiene como objetivo demostrar que todo es posible y se puede conseguir y nadie como Alejandro Sanz para encarnar el sueño que todo niño tiene de triunfar en aquello que le gusta.

Manuela fue bautizada hace algunas semanas
Durante la entrevista, Alejandro se mostró cordial y simpático y no pudo evitar mostrar su lado más tierno al hablar de su pequeña Manuela de la que dijo "está para comérsela". La niña, que a pesar de ser muy pequeña muestra ya un fuerte carácter, según afirmó el cantante, fue bautizada en la más estricta intimidad en su residencia de Madrid con la asistencia de los familiares y amigos más íntimos de la pareja, como Pepe Barroso y Miguel Bosé.

Alejandro Sanz se mostró discreto con los atentados de Nueva York y Washington y confirmó que Antonio Banderas había ofrecido su residencia a los artistas españoles durante los días que permanecieron en Los Ángeles.

Más sobre: