Celine Dion y René Angelil bautizan a su hijo René Charles

El pasado 25 de enero Celine Dion cumplía el mayor de sus sueños: ser madre. Y ahora, pasados seis meses desde el feliz alumbramiento, la cantante y su esposo y representante, René Angelil, han bautizado a su hijo en una ceremonia que ha sido todo un acontecimiento social en Canadá.

Al estilo de Hollywood
Con la mejor de sus sonrisas, muy elegante, con el pelo recogido, luciendo un traje de pantalón y chaqueta gris y un collar de perlas de doble vuelta, la popular artista franco-canadiense llegó en una espectacular limusina a la basílica de Notre Dame de Montreal, hasta cuyas puertas se acercaron miles de admiradores y curiosos. Como si se tratara de un acontecimiento propio de Hollywood, el momento de la aparición del vehículo, que iba precedido por una escolta de motoristas, fue retransmitido en directo por una cadena de televisión del país, se limpiaron y engalanaron las calles de la ciudad, las autoridades cerraron el paso en la zona del distrito histórico y se desplegó una alfombra azul a la entrada del templo.

Una gran fiesta en la mansión de la pareja
La ceremonia de bautismo de René Charles duró unos cuarenta minutos y fue celebrada de acuerdo con el rito de la Iglesia católica melkita griega -el niño recibe al mismo tiempo el bautismo, la comunión y la confirmación- de acuerdo con las creencias religiosas de René Angelil, de origen sirio. Según parece, el pequeño no dejó de llorar hasta que escuchó las notas de un cuarteto de cuerda contratado para la ocasión.

Aproximadamente 250 invitados, algunos de los cuales fueron transportados en minibuses, acompañaron a la pareja en un día tan especial; familiares e íntimos amigos, muchos de ellos del mundo del espectáculo, que han estado al lado de Celine y René en los duros momentos que tuvieron que vivir cuando a él le diagnosticaron un cáncer hace dos años. Tras el acto religioso, Celine y su esposo agasajaron a sus invitados con una espectacular fiesta de celebración en su mansión, situada en la isla Gagnon, cercana a Montreal, donde se montaron varias carpas

Notre Dame, la misma basílica donde se casaron en 1994
La basílica de Nôtre Dame, que se utiliza para grandes acontecimientos, como por ejemplo el funeral por el ex primer ministro Pierre Trudeau, también fue el lugar elegido por la cantante y René Angelil para celebrar su boda en 1994.

Celine Dion, de treinta y tres años, y su marido, René Angelil, de cincuenta y nueve años, se declararon su amor en 1988. Su historia comenzó mucho antes. Cuando Celine tenía tan sólo doce años y René se hizo cargo de su carrera artística y la convirtió en una de las mejores intérpretes femeninas. La diferencia de edad no ha sido nunca obstáculo para la pareja que, en 1992 compartieron sus sentimientos e hicieron público su amor.

René Charles, un bebé milagro
Mientras estaba de gira por el mundo, la famosa intérprete de My heart wili go on, tema principal de la película Titanic hablaba en muchas entrevistas de su deseo de ser madre. Hasta que llegó ese momento, la pareja tuvo que pasar tiempos difíciles y superar la enfermedad de René, un cáncer que le fue diagnosticado en 1999. Tras duros meses luchando juntos contra la enfermedad y, una vez pasado lo peor, la pareja sintió la necesidad de tener un hijo. Debido al tratamiento que tuvo que afrontar René y a los efectos secundarios de la quimioterapia tuvieron que recurrir a la fecundación in vitro, Hace unos meses, tras el nacimiento de René Charles, Celine declaraba en una entrevista exclusiva a ¡HOLA!: "Me he convertido en ama de casa, y no hay mejor trabajo. Cocino, limpio y cuido de mi marido. Él corta la verdura y yo hago la comida". "René, mi marido, rebosa orgullo. Jamás le había visto así en todos los años que le conozco".

Un retiro temporal de los escenarios
Celine Dion, que ha vendido más de 125 millones de discos, sorprendió al mundo entero cuando, hace más de un año, anunció su momentánea retirada de los escenarios. Ante la noticia de la enfermedad de su esposo, la artista quiso estar a su lado para luchar junto a él. Ahora, la que fuera nombrada cantante de mayor éxito de la historia, centra toda su atención en su hijo. Sus admiradores tendrán que esperar hasta marzo del año 2003, fecha en la que ha anunciado su regreso a los escenarios con un espectacular musical en Las Vegas.

Más sobre: