Mariah Carey

A los 4 años ya destacaba sobre sus compañeras de las clases de canto.
Presionada por su madre para que acabara los estudios, las joven Mariah compaginó el instituto con la música hasta que logró graduarse. Fue en ese momento cuando decidió partir rumbo la Gran Manzana con la esperanza de que algún productor descubriera el talento que llevaba dentro.

Los comienzos no fueron fáciles. Para lograr sobrevivir en la ciudad de los rascacielos, donde había alquilado un apartamento junto a un grupo de amigas, tuvo que trabajar en diversos empleos temporales. Tras dejar la peluquería donde estaba contratada, Mariah logró hacerse un hueco en el coro de Brenda K. Starr. Esta fue su gran oportunidad.

Más sobre: