Thalía, una de las estrellas latinas del momento, pasea por Nueva York

Arrasando por la vida; tal y como reza uno de los temas más conocidos de su último trabajo, que ha vendido tan sólo en su país más de 350 mil copias, la cantante mexicana Thalía atraviesa un momento dorado en lo personal que, en su caso, se ve plenamente compensado con lo profesional.

Casada con Tommy Mottola desde diciembre
Casada desde el pasado mes de diciembre con uno de los magnates más poderosos de la industria discográfica y ex marido y descubridor de Mariah Carey, Tommy Mottola, presidente de Sony, la artista ha encontrado en él al hombre de su vida. La catedral de San Patricio en Nueva York fue el escenario de una boda de cuento de hadas al la que asistieron numerosos rostros conocidos del mundo del espectáculo y en la que ella lució un traje que pesaba más de 70 kg. Su intención fue entonces volver a casarse en la intimidad en su país natal, México.

Paseando por Nueva York
Y es que Thalía siempre ha estado unida a su familia y en especial a su madre, que continúa viviendo en su país de origen. Por eso, la cantante no deja que la distancia sea un obstáculo y aprovechando un descanso entre concierto y concierto, invitó a su madre y a su hermana a comer en uno de los restaurantes de moda de la ciudad de los rascacielos, E*A*T*. Con un elegante pantalón blanco, muy estilizada y con su larga cabellera recogida en una trenza , Thalía, muy sonriente, fue fotografiada a la salida del citado local.

Nuevo disco a la venta
La que fuera niña prodigio que comenzó a tocar el piano y dar sus primeros pasos de baile con tan sólo cuatro años, es hoy en día, una cantante de pop con gran éxito, que está a punto de publicar su sexto trabajo, Thalía banda cuya fecha de publicación está prevista para el próximo mes de julio. Desde que saliera a la luz su primer disco, hace más de una década -también es muy popular porque ha sido protagonista de varias telenovelas, algunas de las cuales se han emitido en España su popularidad ha sido cada vez mayor, popularidad que se ha visto incrementada por su boda con Tommy Mottola.

Ante el presidente Bush
Lo que podría ser una alianza personal y profesional, por ahora se ha quedado en lo primero. La artista no quiere que se piense que sus triunfos se deben al poder que emana desde el despacho de su esposo, situado en uno de los rascacielos más espectaculares de la Gran Manzana.

De ahí que, hace escasas semanas y ante las críticas suscitadas por su actuación en la Casa Blanca con motivo de la festividad de la Batalla de Puebla, cansada de tantas especulaciones, comentó a un diario que no fue su marido quien movió cielo y tierra para que ella cantara para el presidente americano George W. Bush y sí gracias a su amigo y productor Emilio Estefan, esposo de Gloria Estefan.

Más sobre: