Rocío Dúrcal ofreció un concierto en su casa para presentar su nuevo disco

Rocío Dúrcal celebró en su casa la presentación de su nuevo disco. Rodeada por su familia, sus amigos y admiradores, allí estaban Luis Alfonso de Borbón, Natalia Figueroa y Fedra Lorente, la cantante ofreció un concierto con temas de Entre tangos y mariachis, el título de su último trabajo, en el jardín de su propia residencia.

En este disco, es la primera vez que Rocío Dúrcal canta tangos, su dominio de la ranchera es tal que en México la llaman la española más mexicana, y dice que es porque su voz ha cambiado y ahora es más madura.

Como una piña
Junto a la artista, apoyándola en un día tan importante, estaban su marido Junior y sus dos guapas hijas Carmen y Sheila. Carmen prosigue exitosamente su carrera como actriz que compagina con el cuidado de su hijo Christian, nacido de su relación con Óscar Lozano. Sheila, por su parte, ha decidido continuar los pasos de su madre y ya ha grabado su primer disco Dos amantes.

El único que no ha seguido los pasos artísticos es su hijo Antonio quien ha preferido especializarse en el mundo empresarial. Rocío se siente además muy orgullosa de que su único hijo varón se case el próximo mes de septiembre. "No me da ninguna pena que mis hijos se casen. Ellos tienen que hacer su vida y, además así podré volver a tener nietos", nos decía hace poco.

Amigos y admiradores
Luis Alfonso de Borbón, Natalia Figueroa, acompañada de su hijo Manuel, y Miguel Morales y Fedra Lorente, cuñados de la artista, asistieron también al concierto que Rocío ofreció en su casa. Además de amigos, los invitados aseguraron ser grandes admiradores de la cantante que este año, por primera vez desde hace once, hará una gira veraniega por España.

Más sobre: