Britney Spears reaparece tras difundirse la noticia de que había sufrido un grave accidente

Para alivio de sus seguidores, Britney Spears, apareció, feliz, sonriente y viva en el festival Wango Tango, una de las citas musicales más importantes de la temporada, celebrado este fin de semana en el estadio de Los Dodger de Los Angeles.

La princesa del pop quiso así acallar los rumores sobre su presunta muerte y la de su novio, Justin Timberlake, miembro de la banda N’Sync, en un accidente de tráfico. La noticia, que fue difundida la semana pasada por una emisora de radio local estadounidense, voló como la pólvora por todo el mundo e incluso aterrizó en Internet. Tras dos horas de incertidumbre, caos, varios ataques de nervios y colapso de las centralitas policiales, llegó el esperado desmentido; aún así, los fans de la rubia cantante no se han quedado tranquilos hasta que le han podido ver en carne y hueso.

Durante su aparición en el Wango Tango, Britney Spears, vestida con vaqueros un sugerente top rojo y gafas de moda, fue la encargada de subir al escenario para presentar la actuación de los Backstreetboys en una velada en la el público bailó al ritmo de la música de Samantha Mumba, Ricky Martin, Bee Gees y Aerosmith, entre otros artistas. El festival, que ha sido retransmitido por Internet, se ha prolongado, por primera vez en sus tres años de existencia, durante dos días y dos noches.

Entre los alicientes con los que contaba esta edición destacó la espectacular subasta -en la que se puso a la venta desde una peluca rubia de Blondie, hasta un sombrero vaquero firmado por Will Smith o uno pantalones de Ricky Martin- cuya recaudación irá a parar a fines benéficos.

Más sobre: