Thalía, pareja de baile del sobrino de George W. Bush

Cantó en la Casa Blanca el pasado 5 de mayo, fecha en la que los mexicanos afincados en Estados Unidos celebran su día nacional

Geroge W. Bush es consciente de la creciente influencia que ejercen los latinoamericanos en los Estados Unidos; el pasado 5 de mayo, el actual presidente norteamericano se hermanó con la comunidad hispana y celebró, por todo lo alto, el día nacional de los mexicanos afincados en el país. Aunque no es hasta septiembre cuando México celebra su fiesta nacional, conmemorando su independencia, el 5 de mayo, que recuerda la batalla de Puebla -el ejército del país centroamericano se impuso victorioso a la invasión francesa en 1862- está considerado, por la minoría mexicana residente en Estados Unidos como su gran fiesta.

Ha sido la segunda ocasión en la que un mandatario norteamericano conmemora esta fecha; en 1989 fue su padre, George Bush, quien organizó un evento parecido durante su administración.

Una fiesta con típicos ingredientes mexicanos
No faltaron los ingredientes propios de una fiesta al más puro estilo del país homenajeado, como los bailarines, que se encargaron de dar la nota de color, o los típicos mariachis, que interpretaron algunas de las piezas más representativas del folklore mexicano.

Thalía, al ritmo de animadas canciones
Además, la animada velada contó con la presencia de una de las artistas más destacadas de su panorama musical, la cantante Thalía que interpretó conocidos temas como Cucurrucucu paloma, No volveré y Viva México.

La artista de 29 años, que contrajo matrimonio hace pocos meses con Tony Mottola, se mostró encantada de celebrar en la Casa Blanca el día nacional de su país, instaurado para conmemorar la victoria del ejército ante la invasión francesa el 5 de mayo de 1862: "Estoy muy emocionada de participar en este evento, ya que demuestra el interés del presidente estadounidense en reforzar sus lazos con nuestro país y nuestros compatriotas que viven en Estados Unidos", declaró la artista en un comunicado.

Un baile con el sobrino del Presidente
Las rítmicas canciones de Thalía animaron a los asistentes a la reunión, tanto es así, que el mismísimo sobrino del primer mandatario, que también se llama George, no dudó en subir al estrado y marcarse unos movimientos de cadera junto a la bella artista. Y es que, el joven miembro de la familia Bush no puede negar que por sus venas corre sangre latina; estadounidense por parte de padre, sus antepasados maternos son, sin embargo, de origen mexicano.

Más sobre: