Boda de la cantante Thalía con el presidente de Sony, Tommy Mottola

La artista mexicana lució un vestido que pesaba 70 kilos y costaba más de 66 millones de pesetas

La actriz y cantante mexicana Thalía y el presidente de Sony Music, Tommy Mottola, contrajeron matrimonio el sábado en Nueva York. La catedral de San Patricio, en plena Quinta Avenida, fue el escenario de la ceremonia religiosa, a la que asistieron unos 300 amigos de la pareja, entre los que se encontraban Julio Iglesias, Michael Jackson, Jennifer López o el matrimonio Estefan.

Cuando Thalía salió de la limusina negra, que la llevó hasta la puerta de la iglesia, se encontró con centenares de admiradores y fans que le ovacionaron con cariño y admiración, portando pancartas en las que se leía "Te queremos Thalía" o "Sé feliz siempre". La bella novia lucía un escotado traje blanco con 16 metros de cola elaborado a base de seda, raso y tul. Todo ello bordado en hilo de plata y aderezado con 15 kilos de pedrería. El diseño, que pesaba 70 kilos y costó más de 66 millones de pesetas, estaba inspirado en los trajes de la emperatriz Carlota, mujer de Maximiliano de Habsburgo.

A diferencia de Thalía, para Mottola éste no era su primer matrimonio, ya que había estado casado en dos ocasiones anteriores, una de ellas con la cantante Mariah Carey, a la que estuvo unido durante cuatro años.

La ceremonia, que contó con Emilio Estefan como padrino, duró unos 45 minutos y los novios se intercambiaron unas alianzas firmadas por Cartier. La lista de bodas se había confeccionado en Tiffany’s.

A la cena posterior estaban invitadas más de 1.200 personas, entre las que destacaron numerosas personalidades del mundo de la canción y del cine, como Bruce Springsteen, Robert de Niro, Juan Gabriel, Barbra Streisand, Marc Anthony y Tony Bennett, entre otros. El gran ausente de la noche fue Ricky Martin, que no pudo asistir al encontrarse enfermo por ingerir pescado en malas condiciones.

El pastel nupcial, según explicó la propia novia en su página de Internet, tenía 14 pisos; medía, ni más ni menos, que un metro y medio de altura, y estaba adornado con más de mil rosas de azúcar.

Una celebración opulenta y desmesurada, para la que la novia encargó al modisto Mitzy el diseño de cuatro vestidos de novia: el que lució el sábado y tres más que pretende ponerse en las otras ceremonias civiles y fiestas que celebrará en Miami y México. "Quiero casarme mil veces", manifestó la enamorada cantante.

El matrimonio Mottola ha emprendido rumbo hacia las islas griegas para pasar allí su luna de miel, que concluirá dentro de tres meses con un lujoso crucero por el Atlántico.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema