RÍO DE JANEIRO: QUINTA ETAPA

Ni tan siquiera durante los carnavales las calles de Río tiemblan con tanta intensidad. La capital de la samba sufrió un verdadero huracán: 45 mil fans esperaban frente al hotel donde los Backstreet Boys se hospedaban. El quinteto de Orlando no podía decepcionar a sus admiradoras, se subieron a la azotea del Meridiam Hotel y les dedicaron, a capella, la canción Never before attempted, incluida en su último álbum.

A la mañana siguiente, las miles de admiradoras seguían esperando a sus ídolos a la salida del edificio, situado en la popular playa de Copacabana. Cuando Kevin se asomó al balcón de su habitación el griterío se escuchó en toda la ciudad. "Sólo vamos a pasar unas horas en esta ciudad y aún así nos han venido a ver más de cuarenta mil admiradoras, ¿os podéis imaginar lo que ocurrirá cuando regresemos en nuestra gira de conciertos en el 2001? Yo he pasado bastante miedo porque no quiero que ninguna de nuestras fans salga herida. Les hemos prometido volver, ellas se lo merecen todo", comentó Kevin en una entrevista concedida por el grupo a la televisión brasileña.

Los Backstreet Boys se despidieron así de Suramérica rumbo a los Estados Unidos, su país natal, y última etapa del viaje. Nueva York esperaba su llegada.

Más sobre: