Las ‘royals’… ¿van o no a la última moda?