¡'Sexy', 'sexy'! El punto se reinventa en su versión más 'hot’