Las ‘young royals’, unidas por la moda y la sangre azul