Entrevista a la 'top' dominicana Omahyra Mota: "Mi presencia cuando camino hace vibrar"

Acompañamos a la impactante modelo durante su paso por la pasarela DomincanaModa 2011

Impacta por su imagen de rasgos andróginos, tatuajes y mirada penetrante. Según te acercas a ella, te imaginas a una mujer de trato duro o, incluso, a la que le gusta mantener las distancias, pero realmente no, no es así. Es más, todo lo contrario. Conversar con Omahyra Mota es sentir paz, tranquilidad y sentirse querido. Porque esta mujer dominicana, hace honor a su alma caribeña y denota pasión en todo lo que hace, sólo comparable a su espontaneidad y cariño hacia el prójimo. Con ella, nos reunimos para conocerla y acompañarla en su paso por DominicanaModa 2011, donde, sin duda, ha sido la estrella; una estrella con gran corazón y deslumbrante brillo. 
                                                                                 

Omahyra Mota

PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA



Para comenzar, cuéntanos, ¿qué te trae por DominicanaModa 2011?
Me han hecho un reconocimiento y también he tenido un par de desfiles en los que, además, he coincidido con mi prima hermana, Kira Laurett. Una gran sorpresa con la que estoy muy contenta.

¿Vienes mucho por Santo Domingo?
No, no mucho. La ultima vez fue como hace siete años. Cuando salí del avión, dije “¡cuánto tiempo!”... y vi como si hubieran pasado muchos más años, como unos diez.

Entonces, ¿vives a caballo entre distintas ciudades?
Exacto. Estoy en París, allá trabajo mucho; en Los Ángeles y en Nueva York.

Un ir y venir que aportará muchos proyectos, ¿no?
Sí. Hay una película, que no puedo decir el nombre todavía porque es una sorpresa. También estoy preparando unos 'shows' de arte, concretamente relacionados con la pintura, que tendrán lugar en Nueva York y también en París. Los estoy desarrollando junto con mi hermana Patricia Mota, que es actriz y productora, y que, además, nos ha permitido llevar a cabo otro proyecto... ¡pero es una sorpresa! Esto me tiene muy ocupada, pero contenta porque es entre familia. Siempre he querido hacer algo con ella, porque nos llevamos muy bien. Aunque es mucho trabajo. Por otro lado, también estoy trabajando junto con mi prima hermana, Whitney Luciano, en una página en facebook Eo só Moda, la cual invitamos a todos a visitarla.

Una prima modelo, una hermana actriz y artista... Sin duda, una vena artística que te viene de familia, ¿no es así?
Sí, toda mi familia pinta, ya que tienen mucho talento para el arte. Hasta los más pequeños hacen sus propios cuadros y tienen sus estudios y sus 'cosas'. Ninguno fuimos a la escuela para eso, se lleva en la sangre.

¿Qué artistas admiras?
A mí, me gusta, aunque es un poco oscuro, Zdizislaw Beksinski. Es uno de mis principales artistas, el número uno, va antes que todos. Me impactó. Tiene un arte muy fuerte... y me enamoré. También me gusta la artista americana Merk y, como no, el arte de mi hermana Patricia Mota. Todos hacen un arte muy concentrado. En general, me decanto más por los cuadros que me causan más impresión.

Impresión, como tu imagen. ¿Has adoptado este arte para tu propia imagen?
Sí. me gusta porque también tiene mucha fuerza y carácter. Tengo una imagen más masculina... mi presencia cuando camino hace vibrar. Es lo que proyecto, así como los diferentes personajes que debo hacer.

Omahyra Mota

PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA


Hace muy poco hablábamos con
Benjamin Dukhan, un hombre también con personalidad muy fuerte, que nos decía que su imagen tan personal le cerraba el camino a otros desfiles en el que los modelos requeridos eran más 'típicos'. No obstante, tú sí has conseguido traspasar esas fronteras y has participado en desfiles de todo tipo. ¿Cómo lo has conseguido?
Bendición de Dios, fue una bendición de Dios. No sé cómo pasó, pues fue muy rápido. Conseguí triunfar con dos tipos de diseñadores: con los que son del estilo similar a mí y con los más 'normales'. Se enamoraron, les inspiraré... y, poco a poco, surgió todo. ¡Fue un milagro! Una bendición como digo... y me imagino que el Señor tendrá más cosas para mí porque presiento que está más cerca que antes.

¿Puedes señalarnos tres momentos con los que te quedarías de toda tu carrera?
¡Uf, muy difícil! ¡Son tantas cosas! No sé por dónde empezar. De hecho, ni recuerdo muchas cosas que hago. Pero me gusta mucho los desfiles, porque es en vivo; y la fotografía, sobre todo, cuando hay que esforzarse mucho y es muy extravagante y llama la atención, es decir, que sea como un reto. Así, por ejemplo, recuerdo un desfile de Jean Paul Gaultier en el que llevaba una máscara e iba cubierta de pies a cabeza. Nadie sabía que era yo. Salí, caminé y, al final, me quité la máscara y todo el mundo quedó sorprendido. También me viene a la cabeza la campaña que hice del perfume de Gaultier, ya que, durante la sesión, sonaba el aria 'Casta Diva' con María Callas y me sentí como bailarina... Gaultier me proyectó el ambiente que quería y yo fui libre de expresar lo que sentía libremente. Salió genial, una cosa fuerte, andrógina. ¡Él es tan talentoso!

¿Qué otros diseñadores admiras, a parte de Gaultier?
También a John Galliano porque hace un 'show' más que un desfile; y a Alexander McQueen, que ha sido una gran inspiración no sólo para la moda, sino para otras áreas como el teatro o el cine. Trabajar con él fue maravilloso, pues era una gran persona. Era humilde, talentoso... ¡Fue el más grande! Todo tan teatral, me fascinó. También adoro al español Miguel Adrover, que tiene una ropa divina, te transforma. Te habla mucho, te dice qué es lo que le gusta y lo que quiere en su desfile. Porque, como todo el mundo sabe, cada ropa tiene su forma de caminar... ¡así lo hago yo! Todo me lo tomo como un teatro. Uno entra, sale para afuera, hace sus 'cositas', su 'marioneta'... me fascina. También el maquillaje, la peluquería, el entrar a pasarela una sola, luego todas juntas... Esa sensación es la que me gusta, por eso me gusta mi trabajo. Aunque también pintar me relaja, como leer y escribir. En definitiva, la moda es teatro, como el cine, aunque es duro, no es fácil. Pero es bueno, porque luego lo ves y valoras si lo has hecho bien o podrías hacerlo mejor. Por eso, me fascina esto.

Se ve que te fascina porque no has dejado de trabajar y de recibir elogios. De hecho, recibiste un reconocimiento por tu carrera durante esta edición de DominicanaModa 2011. ¿Cómo te sentiste cuando te dijeron que te lo iban a dar?
Fue una sorpresa y estoy muy contenta y agradecida. No tengo palabras para explicar mi agradecimiento. Mi vida ha sido increíble y sólo tengo 27 años. Nunca imaginé dónde iba a llegar. Además, adoro a diseñadores dominicanos como Oscar de la Renta, Leonel Lirio, Sully Bonnelli... ¡Los adoro! Son grandes personas y muy buenas, como la gente de aquí, que tienen ese caribe, esa pasión con la gente, ese calor... Son muy amables estos creadores y nos llevamos muy bien y me quieren mucho.

Para terminar, ¿qué le pides al año 2012?
Pido a Dios tener mucha salud. Eso es lo principal. Después, mucho trabajo, mucha inspiración... trabajar mucho con la familia. Pero más que todo salud... ¡para toda mi familia!

 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema