28 SEPTIEMBRE 2011

Entrevistamos a Benjamin Dukhan: “Me considero un modelo con una personalidad y un carácter muy definidos”

Nos reunimos en Madrid con este impactante francés, imagen de la firma Jean Paul Gaultier, para conocer mejor no sólo su historia en el mundo de la moda, sino también para desnudar su alma de artista conceptual

Rostro de Jean Paul Gaultier, quizá su imagen atípica de larga barba y rasgos angulosos te impacte en una primera mirada; de hecho, quizá te parezca una persona de aspecto rudo o poco sociable. Pero no, nada que ver con la realidad. Benjamin Dukhan (19 de julio de 1979; Montpellier, Francia) es un hombre cercano y que encierra una personalidad con un toque de humor muy personal. Y eso sin hablar de ese espíritu creativo innato que fluye sin cesar y que le hace ser muy colaborador en todo lo que hace. Así nos lo hizo saber cuando nos recibió en el hotel Room Mate Oscar de Madrid, ciudad por la que este modelo y artista acudió en exclusiva para participar en el desfile de Rabaneda primavera-verano 2012, incluido dentro de las presentaciones ‘OFF’ de la pasada 54ª edición de Cibeles Madrid Fashion Week.

-Comencemos hablando de tu aventura el mundo de la moda. ¿Cómo te defines como modelo?
Me considero un modelo ‘joven’, ya que, aunque tengo 32 años, tan sólo llevo un año y medio trabajando en la moda. Durante este tiempo, he trabajado mucho con Jean Paul Gaultier pero, a pesar de eso, no creo que pueda definirme como un modelo profesional, sino más bien como un ‘personaje’, es decir, como un modelo con una personalidad y un carácter muy definidos. De hecho, éste es un perfil con el que Jean Paul Gaultier suele trabajar mucho. Al igual que otros diseñadores con los que también he trabajado, como John Galliano y Yohji Yamamoto. De todas formas, aunque lo he descubierto muy tarde, me siento muy feliz de haber conocido este mundo porque tiene muchas conexiones con el arte en general, la música… Y esto me encanta.

Benjamin Dukhan, en Madrid
PULSA EN LA IMAGEN PARA AMPLIARLA.

-Al considerarte un ‘personaje’ más que un modelo profesional, ¿te sientes cómodo en el ‘backstage’ con el resto de compañeros de profesión?
Si, sí. Por ejemplo, en el desfile de Jean Paul Gaultier suele haber muchos modelos ‘diferentes’ junto con los perfiles más ‘típicos’. Sin embargo, esto es algo que no pasaría en los ‘shows’ de otros diseñadores.

-¿Esta mezcla de caracteres puede presagiar que en el futuro cambie el perfil de modelo ‘típico’?
No. No creo que vaya a cambiar porque los diseñadores se centran en que lo que llame la atención sea la ropa. Y lo entiendo, pero creo que no prestan la misma atención a la manera de presentarla y suelen optar por modelos ‘neutros’, ‘típicos’. Las piezas son auténtico arte, de altísima calidad, pero la manera de mostrarla al público no es arriesgada, no suelen innovar ni probar cosas diferentes, en general. Pero quién sabe, quizás en un futuro quieran mostrar a la gente los diferentes tipos de personas que conviven en una sociedad y romper los estereotipos para así llegar a más clientes.

-¿Por qué llevas barba? ¿Qué simboliza para ti?
La llevo así desde hace un año aproximadamente, pero la voy recortando y arreglando según crece. Por aquel entonces, empecé a trabajar en un proyecto de baile muy personal sobre Caravaggio, un pintor barroco italiano nacido en el siglo XVI, que representaba hombres muy diversos: musculosos, huesudos... Y también figuras religiosas. Todo rodeado de un aura muy oscura, misteriosa y con luces cenitales muy marcadas… Me sumergí de lleno en ese tipo de ambientes y, justo después de este proyecto, fue cuando Jean Paul Gaultier me eligió para su desfile. También es una manera de reclamar la vuelta a otros tiempos en los que los atributos masculinos estaban más presentes.

-¿Piensas cortártela pronto?
La verdad es que no, no por el momento.

-Vienes a Madrid por primera vez gracias al esfuerzo de Daniel Rabaneda. ¿Crees que te ha escogido sobre todo por tu ‘look’ diferente?
Sí, creo que sí. Me vio en un desfile de Jean Paul Gaultier y, después de ver todo mi trabajo, se puso en contacto conmigo, así que, mejor dicho, me imagino que fue una combinación de todas mis facetas lo que llamó su atención.

Benjamin Dukhan, para Rabaneda
Cibeles OFF: Rabaneda, primavera-verano 2012 (PULSA EN LA IMAGEN PARA AMPLIARLA).

-¿Cómo te haces inmune ante las diferentes reacciones de la gente que te mira por no cumplir con unos cánones estéticos ‘típicos’ tanto dentro como fuera de la pasarela?
Las reacciones de la gente varían dependiendo del sitio en el que estés. En ciudades como Madrid, hay gente muy diversa y no resulta extraño ver a alguien diferente. En París, por ejemplo, es de otra manera y sí suelen mirarte de arriba abajo. Esto a veces puede ser duro, pero la verdad es que no presto atención a esos comentarios, no me preocupan, porque sé que soy guapo (sonríe) y, además, sólo ejerzo de modelo durante las semanas de la moda, no me dedico a esto a tiempo completo. Cuando miran extrañados mi barba, pienso que están demasiado preocupados por cosas que no son importantes. Quizá deberían probar a dejársela.

-Hagamos un poco de historia porque fue la música la primera disciplina que te atrajo, ¿no?
Sí, empecé con el baile clásico cuando era un niño. Más tarde probé con el teatro y, finalmente me uní a una compañía de baile contemporáneo y he estado bailando en países como Suiza o Alemania. Sigo trabajando con esta compañía y, al mismo tiempo, poniendo en marcha mi propio proyecto.

-Aunque conocido por muchos, quizá sea una incógnita para los poco familiarizados con los nuevos movimientos artísticos. ¿En qué consiste ‘tu proyecto’?
Es un proyecto que se llama ‘The Burger Girl’. Empecé el año pasado e incluye música, actuaciones en directo, ‘videoclips’, baile, moda, colaboraciones con grandes estilistas… Es una especie de laboratorio, un espacio para experimentar en todos estos campos. Podría definirse como un lugar de búsqueda, de investigación. Por ejemplo, los vídeos que forman parte del proyecto se pueden ver en YouTube y las canciones se pueden descargar en iTunes. La gente que quiera conocer de primera mano este proyecto puede acceder al material fácilmente. Puede que en el futuro reunamos las canciones en un álbum y lo publiquemos, quizás en los próximos años. También me gustaría llegar a desarrollarlo en alguna galería de inspiración ‘underground’ con artistas que se muevan en ese mismo estilo.

Benjamin Dukhan, artista y modelo
PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA.

-¿Qué pretendes con tu trabajo?
Todavía no lo sé. Estoy en pleno proceso y tan sólo hago lo que me apetece, lo que me ayuda en esa búsqueda, en esa experimentación… pero es una manera más de conocer gente nueva, otros artistas, establecer conexiones… La única pretensión es seguir trabajando. El proyecto no tiene un mensaje determinado. Trabajo en el concepto y a la gente puede gustarle o no. La interpretación es totalmente libre. Cada uno puede recurrir a su imaginación, a su fantasía… para interpretarlo. La parte de baile también es muy conceptual. Cada receptor puede construir su propia historia. No hay pretensiones. Eres libre para pensar lo que quieras.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook