Carlota Casiraghi: 'trendy' de día, 'chic' de noche

De gala o informal, la hija de Carolina de Mónaco siempre está perfecta

nullVER GALERÍA

Pura elegancia, belleza innata, heredera del glamour Grimaldi... Podríamos estar horas y horas describiendo a la siempre perfecta Carlota, pero en ningún caso podríamos resumir en una palabra todo lo que encarna la hija de Carolina de Mónaco. Es una princesa de su tiempo, que desprende esa frescura y esa naturalidad propias de las damas de su familia. Año tras año hemos podido ver cómo ha ido evolucionando su estilo y comprobar que el glamour no se hace, se nace.

Con el paso de los años ha conseguido crear su propio estilo, convirtiéndose en una de las princesas más admiradas de todos los tiempos. Carlota tiene muy claro qué es lo que le sienta bien y sabe sacar partido a sus puntos fuertes. Perfecta tanto de día como de noche, de gala o en un evento más informal, no cabe duda de que Carlota es siempre objetivo de todas las miradas, que examinan al milímetro sus outfits. ¿Su respuesta? No permitir que le saquen ni un sólo "pero" mostrándose siempre impecable.

Dicen que tras empezar su relación con el actor Gad Elmaleh, su forma de vestir se ha vuelto más casual y desenfada en su día a día, pero es cierto que los estilismos de Carlota siempre han estado bien diferenciados dependiendo de si se trata de un acto oficial con los demás miembros de la familia Grimaldi o algo más personal. Chanel y Gucci son las grandes firmas en las que confía habitualmente para los eventos que requieren un dress code más exclusivo, aunque también ha lucido en otras ocasiones preciosos diseños de Elie Saab o Giambattista Valli. La ocasión lo merece, y la sobrina de Alberto de Mónaco se 'toma' la licencia de arriesgar más, ya sea con un maquillaje más intenso (casi siempre con los ojos con eye liner negro o ahumados, sutil blush en las mejillas y labios rojos o rosas), uñas pintadas de divertidos colores, y un peinado más sofisticado (con recogidos románticos o la melena suelta con favorecedoras ondas). Sandalias con platadorma o tacón alto y clutch son los complementos a los que recurre para completar sus looks, aunque siempre les da su toque especial con joyas que la hacen brillar aún más. 

VER GALERÍA

Por el contrario, para pasear por la calle con su bebé, Raphaël, para ir al aeropuerto o de compras con su madre, Carlota es una joven de su edad como cualquier otra, y apuesta por looks más trendy en los que no pueden faltar unas cómodas zapatillas (de deporte o Converse), pantalones vaqueros (casi siempre prefiere pitillo, aunque alguna vez la hemos visto luciendo unos baggy pants que le daban un aire más masculino a su estilismo), una camiseta básica, blazer o trench, dependiendo de la estación del año, pashmina, maxi bolso, sin una gota de maquillaje y el pelo recogido en un moño desenfadado.

Más sobre

Regístrate para comentar