Moda » actualidad

Alber Elbaz, nuevo diseñador de Lanvin

Confirmado el nombramiento del israelí-americano como nuevo director creativo de la casa francesa

 

Tras su salida de YSL Rive Gauche, el más reciente trabajo de Elbaz fue en la firma italiana Krizia Top.

Llevaba semanas rumoreándose, pero ya es oficial: Alber Elbaz diseñará, a partir de ahora, las colecciones de Lanvin, la histórica firma de moda francesa.

El diseñador israelí-americano, que comenzó como ayudante del estadounidense Geofrey Beene, se dio a conocer internacionalmente, a mediados de los 90, por su trabajo al frente de la marca Guy Laroche; posteriormente se encargó del diseño de las colecciones del prêt-á-porter femenino de Yves Saint Laurent Rive Gauche, puesto que abandonó poco después de que dicha marca fuera comprada por el Grupo Gucci. Tom Ford se hizo cargo entonces de la direccion creativa de la misma con indudable éxito, pues su última colección para la próxima primavera-verano 2002 de YSL Rive Gauche fue aclamada por la crítica.
Tras su salida de la casa francesa, el más reciente trabajo de Elbaz fue en la firma italiana Krizia Top.

El nombramiento de Alber Elbaz marca un antes y un después en Lanvin, que inicia así su relanzamiento después de ser adquirida por un grupo inversor liderado por la taiwanesa Shaw-Lan Wang.
Fundada por Jeanne Lanvin en 1890, la casa Lanvin comenzó como sombrerería, pero muy pronto la sombrerera y modista comenzó a hacer vestidos para su hermana y su hija; éstos gustaron tanto a sus clientas que tuvo que hacer copias y nuevas líneas para venderlas en la tienda.
El éxito fue tal, que abrió una casa de alta costura que se hizo especialmente famosa por vender conjuntos a juego para madres e hijas. Pero sus más famosas creaciones fueron las llamadas Robes de Style, unos vestidos entallados, con falda de vuelo, basados en diseños del siglo XVIII. Nacida en Bretaña, diseñó también su célebre "traje bretón": falda ligeramente fruncida, chaquetilla corta adornada con trencitas y pequeños botones y un cuello grande de organdí blanco vuelto sobre un lazo de raso rojo; atuendo que se completaba con un sombrero de paja.
Además, su predilección por un tono concreto de la gama de los azules, hizo que se terminara llamando a ese color el "azul Lanvin".

En 1997 Claude Montana se hizo cargo del diseño, pero la marca permaneció, según la crítica, como la "Bella Durmiente de la moda" al no encontrar un estilo que la definiera. Tal vez los diseños de Alber Elbaz "despierten" de su sueño a la marca.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  
 
 

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto