Definitivamente, el desfile más esperado de la Fashion Week de París es el de Chanel; y Karl Lagerfeld no decepcionó con una gran producción como acostumbra la marca. En esta ocasión, convirtió el Gran Palais en un típico restaurante francés muy al estilo de la casa francesa. Con Cara Delevingne y Kendall Jenner como protagonistas, presentaron una propuesta muy afrancesada, basada en los diseños de su fundadora, Gabrielle “Coco” Chanel.

El restaurante espectacular sirvió de escenario para que las modelos no sólo desfilaran, sino que tomaran asiento entre los asistentes y se divirtieran en el concepto de cafetería. Con un concepto en el que se veía el lado más femenino de la marca, se mezclaron las texturas y los estampados, recurriendo a diferentes siluetas del típico traje sastre que ha caracterizado a la firma desde sus inicios.

HAZ CLICK EN LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA

Chanel convierte París en el Brasserie GabrielleVER GALERÍA

En esta ocasión, el hair and makeup tuvo dos opciones, uno muy al estilo 70’s con delineador creando un marcado cat eye, como el que lució Kendall Jenner, y otro más edgy con un dramático sombreado como lo llevó Cara Delevingne. Estas dos modelos fueron las encargadas de encabezar el desfile, como se ha vuelto costumbre en las últimas temporadas. Cara hizo una reaparición, después de que no pudiera caminar en la colección haute couture de Chanel. Las chicas favoritas de Karl Lagerfeld destacaron entre los 97 cambios que se presentaron en esta peculiar pasarela.

Para el otoño/invierno de 2015, Chanel propone la contraposición de diferentes siluetas, mezclando las chaquetas oversized con las faldas largas ceñidas al cuerpo. Para marcar aún más la combinación de proporciones, se recurrió a los holanes, las barbas, el tul y a materiales que contribuyeran a la sensación de volumen en los cuerpos de las modelos.

Chanel convierte París en el Brasserie GabrielleVER GALERÍA

Con un aire muy setentero, como ha sido tendencia en la mayoría de las pasarelas para esta temporada, las formas, los colores, estampados e incluso las bandas que las modelos llevaron en la cabeza, se mezclaron con los elementos clásicos de la casa francesa más conocida en el mundo. Según Chanel, seguiremos viendo las bomber jackets la próxima temporada y para lucir mejor los atuendos, Karl eligió zapatos bicolor, ícono de la firma, de tacón bajo y con una sencilla elegancia.

Entre los asistentes al show más esperado estuvieron Anna Wintour, editora de moda, Mario Testino, fotógrafo peruano, Poppy Delevingne, Anna dello Russo, Carine Roitfeld, y la reality star, Kris Jenner, quien se ha vuelto una habitual de estos desfiles para apoyar a su hija Kendall. Una de las más jóvenes de las hermanas Kardashian, ha tomado por sorpresa al mundo de la moda, siendo una de las favoritas de los diseñadores, desfilando en los mejores shows de las semanas de la moda y ganándose el difícil corazón del káiser.

Chanel convierte París en el Brasserie GabrielleVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar