Horóscopo / Astros del mes

por Vicente Cassanya

Existe un deseo generalizado y muy intenso de empezar el nuevo año con nuevos propósitos y, por supuesto, con mucha suerte. Pero eso es algo que, más que un deseo, debe convertirse en un compromiso personal. Así nos lo recuerda el paso del Sol por Capricornio, signo de Tierra y que nos recuerda la importancia de tomar el control de nuestras propias vidas a base del esfuerzo personal. Un signo que no recuerda que, cuanto más trabajemos, más cerca estaremos de la suerte. Luego, por supuesto, si ésta quiere agraciarnos de algún modo, bienvenida sea.

EL SOL

El Sol empieza el año en Capricornio, signo desde el que habla de obligaciones, responsabilidades y sentido del deber, pero también de metas y ambiciones. Pero este año está acompañado de un Mercurio que, durante unos cuantos días estará retrógrado, lo que advierte sobre la necesidad de revisar esas ambiciones y objetivos una y otra vez. Tiempo de entender que, a veces, para lograr algo hay que intentarlo una y otra vez. Capricornio sabe que las cosas se consiguen con esfuerzo personal.

El día 19 el Sol entrará en Acuario para quedarse hasta un poco más allá de mitad del mes siguiente. Desde este onceavo signo del Zodiaco, el Sol nos recuerda la importancia de saber mantener la individualidad incluso en medio de las relaciones personales y del papel que juguemos en sociedad.

MERCURIO

Durante todo el mes -a excepción del 4 al 12, que regresará a Sagitario- Mercurio seguirá en Capricornio, donde entró el mes anterior. Además, estará retrógrado hasta el día 8 recorriendo los grados primeros de Capricornio y los últimos de Sagitario.

Es momento de revisar, renegociar, readaptar… Cuando Mercurio anda retrógrado las cosas pueden salir de forma diferente a lo que se espera. Y es necesario adaptarse con agilidad a las nuevas circunstancias. Tiempo de ser especialmente prudente con las palabras, los compromisos y las relaciones.

Alrededor del día 8 serán días clave para ver si se han hecho bien las cosas, pero, hasta entonces, todavía puede haber detalles que se escapen y se desconozcan. Después, el paso de Mercurio por un signo de Tierra exige ser pragmáticos con las ideas y los planes, actuar con racionalidad y sentido de la previsión.

VENUS

Excepto los tres primeros días del mes, que aún estará en Acuario, Venus pasará todo el mes en Piscis. Supone buenas influencias para el arte, la moda, el diseño y el glamur... En este signo el planeta del amor se hace un tanto idealista, y aspira a relaciones y vivencias que no parecen de este mundo. No es lo material lo que más le importa, sino algo trascendental, casi con tintes mágicos. Venus en Piscis cree en las relaciones que, además de la química, puedan contribuir a la metamorfosis personal. Es una influencia hospitalaria, amable y cosmopolita. Mejor fomentar relaciones que estén en esa buena onda.

MARTE

Marte también transitará por Piscis hasta el día 28, haciendo aconsejable centrar parte de las actividades en los cuidados físicos y corporales. Pero también será un buen mes para ver cómo pasamos a la acción cuando queremos algo. Será aconsejable actuar con diplomacia y estrategia, pero evitando el engaño, las trampas o el caos. Una interesante etapa para centrar energías en el mundo esotérico, religioso o espiritual o para perseguir metas en estos ámbitos.

Cuidado los nativos de Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis, que pueden estar un poco más nerviosos o sufrir algunos contratiempos.

A partir del día 28, con Marte en Aries, será cuestión de confiar en las fuerzas personales y ver cómo puedes reforzarlas.

LA LUNA DE ENERO

Día 1. Luna en Acuario

Aún en fase de Luna Nueva, esta posición lunar nos recuerda que debemos creer en nosotros mismos para dar sentido propio a la existencia. Una Luna experimentadora.

Día 2. Luna en Piscis

Gran intensidad emocional y búsqueda de nuevas sensaciones. Ideal para la creatividad y los enfoques fuera de lo común que pueden llevar a vivencias muy especiales.

Día 4. Luna en Aries

Días apropiados para tomar impulso y ponerse activos, sobre todo teniendo en cuenta que se aproxima el Cuarto Creciente, una fase que aporta dinamismo.

Día 6. Luna en Tauro

Será más fácil encajar el corazón con la razón, o los sentimientos con los pensamientos. Buena oportunidad para llevar a la práctica las ideas.

Día 8. Luna en Géminis

Hay días que conviene moverse, romper la rutina y no estar siempre en el mismo lugar o con la misma gente. Días apropiados para la comunicación y el intercambio de ideas.

Día 10. Luna en Cáncer

Las emociones van íntimamente ligadas a lo que heredamos de la familia, y con esta ubicación lunar conviene mirar atrás para entender algunas de las pautas de conducta. Además, habrá Luna Llena el día 12 en este mismo signo, regido precisamente por la Luna.

Día 13. Luna en Leo

Días de experiencias sorprendentes o un tanto revolucionarias. Favorables para la búsqueda de la felicidad y la plena autoexpresión o desarrollo personal.

Día 15. Luna en Virgo

Prestar atención a los detalles está bien, pero centrarse tanto en ellos como para perder la visión global de las cosas puede ser un problema. Estos días pueden ser contradictorios.

Día 17. Luna en Libra

De vez en cuando hay que revisar las relaciones personales, ponerlas al día, y esta luna es favorable para ello, pero con calma y serenidad, que se acerca un cambio de fase lunar que puede marcar tensiones.

Día 19. Luna en Escorpio

La sexualidad, el deseo de conquista y de vivir experiencias intensas estarán en el aire estos días con esta magnética luna y los aspectos que forma con Venus y Marte.

Día 22. Luna en Sagitario

El sentido del humor y el aprendizaje constante son formidables para una vida saludable, algo que nos recuerda la ubicación lunar de estos días.

Día 24. Luna en Capricornio

Se acerca el fin de mes, y como en cada fin de ciclo, conviene hacer repaso a cómo ha ido este primer mes del año, algo para lo que esta luna viene genial.

Día 27. Luna Nueva en Acuario

La Luna entrará en Acuario el día 27, pero habrá Luna Nueva en este signo el día 28, lo que señala, entre otras cosas, el comienzo del Año Chino, una celebración cada día más extendida por todo el mundo. Pero también son días para reflexionar sobre cómo encajamos en sociedad.

Día 29. Luna en Piscis

Tiempo de ponerse idealistas, pero cotejando con la realidad. Lo que en principio parece una utopía, a veces lleva a la realización de grandes sueños.