Los microinjertos para la barba, la nueva tendencia cosmética

Tener una barba más poblada es posible gracias a una técnica que replica la de los injertos capilares

hombre-barba-01VER GALERÍA

El actor Joseph Gordon-Levitt es poco dado a lucir barba poblada

El transplante capilar es uno de los tratamientos más populares entre los hombres, que poco a poco se animan cada vez más a hacerle hueco a la cosmética masculina. Lo mismo está pasando últimamente con la barba: el vello facial es tendencia en Hollywood, la pasarela y el streetstyle -por mucho que las estadísticas digan que ellas los prefieren 'sin'-, y el implante en esta zona se ha ido convertiendo en una moda cada vez más habitual en ciudades a la cabeza de las beauty trends, como Nueva York. Poco a poco comienza a solicitarse también en España, pero... ¿con qué  resultado? ¿queda natural? El Dr. Alejandro Camps, miembro de la Academia Española de Dermatología, nos aclara estas dudas.

hombre-barba-03VER GALERÍA

Johnny Depp y Keanu Reeves se apuntan al vello facial, aunque en ambos casos se aprecian zonas despobladas en el mentón

Para empezar, ¿es factible este tipo de trasplante en la barba? Según el experto, sí lo es, aunque la técnica varía en función de la cantidad de pelo que haya que trasplantar: dependiendo de la zona, puede resultar más conveniente la técnica de la tira (se transplanta una tira de cabello de 1 centímetro de ancho por 20 centímetros de largo aproximadamente), o la técnica FUE, que se mide en unidades foliculares de uno a cuatro folículos pilosos, en lugar de muchos a la vez. La técnica de la tira se emplea si la zona a cubrir es muy grande, si la región de la que se obtiene el pelo para el transplante está bien poblada, y si el paciente no tiene intención de raparse la cabeza en el futuro, ya que deja una pequeña cicatriz, más evidente. También se emplea esta técnica en el caso de querer cubrir quemaduras grandes, donde ha quedado parte de la barba despoblada. La técnica FUE, por su parte, se emplea cuando la zona a cubrir de barba es más discreta.

El pelo injertado en este tipo de intervenciones puede obtenerse de cualquier superficie pilosa del cuerpo, aunque la zona más común son las regiones temporal y cervical de la cabeza, es decir, del lateral y la línea del pelo más cercana a la nuca. Las características del trasplante en la barba son similares a las del cuero cabelludo, nos explica el Dr. Camps: "El proceso se inicia con la extracción del pelo, que suele durar aproximadamente una media hora para la técnica de la tira, y un mínimo de 6 horas para la técnica FUE. El siguiente paso, el injerto propiamente dicho, puede llevar unas tres horas si la zona a cubrir es muy grande".

hombre-barba-04VER GALERÍA

James Franco, otro actor con barba 'parcheada'. Los microinjertos ayudan a mejorar el aspecto en esta zona

El postoperatorio es sencillo y no suele conllevar ningún inconveniente (al día siguiente podemos asearnos con normalidad), aunque en alguna ocasión puede aparecer algo de inflamación o unos puntitos rojos, sobre todo si no existía pelo para peinar por encima del pelo trasplantado. Con respecto a la zona de la que se extrae el pelo, 'en la técnica de la tira no se nota ningún tipo de tratamiento, y los puntos se retiran a los 12 días, dejando una cicatriz casi invisible', apunta. En la técnica FUE, sin embargo, sí que quedaría un intenso piqueteado rojo en la zona rasurada, 'aunque empieza a disimularse a partir del tercer día'.

¿Cómo crece el pelo de la barba?

El pelo trasplantado conserva las características y el ritmo de crecimiento de la zona de donde procede el pelo originalmente, aunque, con el tiempo, el vello se acabaría pareciendo al de la zona donde ha sido implantado.

Aunque la barba es la segunda opción más popular para realizar microinjertos después de la zona capilar, existen otro tipo de trasplantes que también están ganando popularidad en el terreno de la cosmética masculina. Algunos, eso sí, son más complejos: el trasplante de cejas, por ejemplo, requiere de un buen diseño de la zona a implantar, y además hay que saber elegir el pelo más adecuado, ya que el pelo de la ceja es algo mas fino que el del cuero cabelludo. Además, normalmente los ritmos de crecimiento son distintos entre un tipo de pelo y otro, por lo que el pelo injertado deberá recortarse periódicamente, ya que lo más seguro es que alcance una mayor longitud natural. Patillas y bigote, por su parte, seguirían un proceso similar al de la barba.

Más sobre

Regístrate para comentar