¿Cada cuánto cambia de 'look' Brad Pitt?

El actor es uno de los rostros más 'camaleónicos' de Hollywood, pasando de la melena al rubio platino, el bigote o la barba de varios meses

hombre-brad-01VER GALERÍA

Brad Pitt en Londres hace unos días, con bigote corto y cabello hacia atrás. A la derecha, en Cannes en 2012

Noviembre está a la vuelta de la esquina, y con él, la vuelta del movimiento movember, una moda muy popular en los ultimos años, que consiste dejarse crecer el bigote durante estos treinta días (movember es la palabra que resulta de unir moustache, bigote, y november, noviembre), con el fin de concienciar sobre problemas de salud propiamente masculinos, como el cáncer de próstata o de testículo. Noviembre es el mes en que muchos aprovechan para cambiar de look radicalmente, algo en lo que algunos famosos son verdaderos expertos: Brad Pitt, sin ir más lejos, encabeza la lista de cambios de look radicales en el starsystem de los últimos 25 años.

hombre-brad-02VER GALERÍA

El actor es mucho más propenso a cambiar de look que su mujer, Angelina Jolie

De hecho, si comparamos solamente los últimos seis años del actor con la carrera de las antiguas estrellas del cine, el cambio es más que notable: mientras que los protagonistas de las películas de antaño, como Cary Grant, Sean Connery o Clark Gable, mantenían el mismo aspecto durante décadas, los actores de hoy en día conceden tanta importancia al cambio de imagen como sus mujeres, sus novias y sus compañeras de profesión. Algunos lo hacen por exigencias de guión, otros simplemente para estar a la última en las tendencias en grooming. Un ejemplo: un timeline con todos los cambios de Brad Pitt en los últimos tiempos demuestra que él es mucho más propenso que Angelina Jolie a cambiar el color y corte de su cabello, además de haber probado toda suerte de estilos de vello facial (incluido el bigote movember).

hombre-brad-03VER GALERÍA

Dos años con pelo largo: de finales de 2011 al verano de 2013

De hecho, si echamos la vista atrás a 2008, el look de Brad Pitt era prácticamente idéntico al que luce hoy: en la premiere en Los Angeles de 'El curioso caso de Benjamin Button' el actor lucía un bigote corto -corría el mes de diciembre, y por entonces se encontraba inmerso en el rodaje de 'Malditos bastardos', la cinta de Quentin Tarantino ambientada en la Segunda Guerra Mundial-, acompañado de cabello corto y raya a un lado. Un look muy similar al que lucía hace sólo unos días en el estreno de 'Fury' (que curiosamente también se centra en el mismo conflicto bélico), con el cabello ligeramente más largo, y peinado hacia atrás. Seis años separan ambas imágenes, y sin embargo, entre una y otra hemos contado hasta ocho cambios de look radicales, incluido los dos años en que el actor se dejó la melena larga.

hombre-brad-04VER GALERÍA

Su cambio de imagen más excéntrico: la barba trenzada. A la derecha, un look de 2008 muy similar al que lleva hoy

Esta capacidad 'camaleónica' para cambiar de imagen es algo relativamente reciente, gracias sobre todo a la figura de David Beckham: el ex futbolista es el rey Midas en esto del estilo, y sería de los primeros, no en cambiar de imagen, sino de generar titulares por ello, consiguiendo rentabilizar cada cambio de look hasta hacer de su nombre una marca.

El caso de Brad Pitt no resulta tan evidente (sus cambios han sido progresivos, y siempre ha conseguido mantener su propio estilo, incluso cuando pasaba del largo al corto, el bigote, la perilla o a la barba de varios meses), pero sí destacables: ya antes de su noviazgo junto a Gwyneth Paltrow, mucho antes de su matrimonio con Angelina Jolie, y antes incluso de pasar por el altar junto a Jennifer Aniston, el actor lucía una larga melena rubia, que formaban parte de su imagen en tres de sus primeras películas importantes: 'Thelma & Louise' (1991), 'Leyendas de pasión' (1994) y 'Entrevista con el vampiro' (también de 1994).

Su carrera acababa de despegar, y con ella también todo un catálogo de cambios de imagen, que permanecerían ajenos a los cortes de pelo muy cortos -no volvíamos a verle con pelo corto hasta la 'era Aniston', a finales de los años 90-, que además en 2002 marcarían un antes y un después cuando, por primera vez, se dejaba una barba larguísima, que le acompañaría durante ocho meses. Tres años más tarde, llegaban el color platino y Angelina Jolie a su vida, y a partir de ahí toda suerte de cambios de look hasta cumplir los 50 el pasado diciembre.

¿Quieres ver cuál ha sido el ritmo en los últimos cambios de imagen de Brad Pitt?
Analizamos todos ellos en la galería de imágenes.

Más sobre: