¿Quiénes son los verdaderos ganadores del Mundial?

La magia del fútbol convierte al Mundial de Brasil en un 'casting' para futuras estrellas del marketing de moda

hombre-mundial-02

David Beckham abrió el camino a los futbolistas dentro del marketing y branding de moda

El murmullo contenido tras la lesión de Neymar en el Mundial de Brasil escondía mucho más que la tragedia que abatiría a la afición brasileña un par de días más tarde, tras su estrepitosa derrota frente a Alemania: el jugador estrella de la selección del país anfitrión se adivinaba como una de las figuras clave del torneo, con perspectivas tan jugosas sobre el terreno de juego como fuera de él.

A sus 22 años, Neymar llegaba desde Barcelona -donde es titular desde hace un año-, con la promesa de ganar la Copa del Mundo el suelo patrio. No pudo ser: la lesión vertebral que sufría en el partido contra Colombia le dejaba fuera de la competición, desencadenando la derrota más sonada del equipo brasileño, con un contundente 1-7 frente a la ingeniería del dream-team alemán. Una lesión (y sus consecuencias) que resonaban especialmente en los pasillos del mundo de la moda, donde ya se contempla al futbolista del Barcelona como el nuevo advenimiento del marketing deportivo: ya en 2012, la revista SportsPro le nominaba como el atleta más comercializable del mundo, cuando aún contaba 20 años y soñaba con competir en Europa.

hombre-mundial-03

Leo Messi, durante la presentación de su libro junto a Dolce & Gabbana en Milán

Las perspectivas comerciales de los futbolistas hace tiempo que sobrepasaron la barrera de las maquinillas de afeitar o el calzado deportivo: el futuro del fútbol, la disciplina deportiva que cuenta con los atletas mejor pagados y con mejor branding del mundo, está cada vez más focalizado a la moda, y muchos comienzan a forjar esta carrera años antes de llegar al final de sus días como jugadores. El primero en abrir la veda, y el que ha conseguido un resultado más satisfactorio hasta la fecha, fue David Beckham, cuya leyenda en el fútbol ha dado paso a una leyenda aún más grande como imagen de marca. Pocos deportistas han conseguido lo que el antiguo galáctico, que hoy en día maneja desde proyectos editoriales a líneas de moda, pasando por anuncios para firmas de alta gama o documentales. El sello Beckham, el de David y Victoria, posiciona tan bien que los más jóvenes del clan ya beben del éxito de sus padres, también orientando sus carreras hacia el mundo de la moda.

hombre-mundial-04

Hidetoshi Nakata junto a Emi Takei en el front-row de Louis Vuitton

El efecto Beckham ha puesto sobre la pista 'futbolera' a las grandes casas de moda, tal y como recordaba hace unas semanas un artículo del diario The New York Times sobre las perspectivas de los jugadores del Mundial. Hace ya varios años utilizan la cita de la FIFA como su particular casting para nuevos talentos: a la hora de hablar de fútbol, en el circuito no cuentan tanto los goles como la capacidad para hipnotizar a cientos de miles de fans, incluso si eso conlleva renovar el armario de los jugadores, o subyugar a la marca al estilo de sus nuevos 'fichajes'. Toda transformación es poca cuando se habla de nombres tan multimillonarios como Cristiano Ronaldo o Leo Messi, dos de los astros que más brillan en la bóveda celeste de la moda, seguidos de cerca por otros sonados talentos sartoriales, como Gerard Piqué o incluso Fernando Llorente, actual estrella de la Juventus de Turín e invitado de lujo al desfile de Armani en Milán hace un par de semanas.

hombre-mundial-05

Neymar, el atleta más comercializable del mundo según la revista SportsPro

De esta 'nueva ola' de futbolistas reconvertidos a trendsetters, algunos prefieren una vida más alejada de los focos y más centrada en la moda. Es el caso de Hidetoshi Nakata, una de las antiguas estrellas de la selección japonesa. La moda terminaría siendo su gran pasión: a un anuncio de Calvin Klein junto a Fernando Verdasco, le siguió un editorial de moda, y, poco después, invitaciones para asistir a los desfiles de Dior o Louis Vuitton. Su plena implicación con el circuito despegaría al pasar a formar parte del equipo editorial de la revista Monocle, y a día de hoy es un rostro clave de París y Milán, reportando a modo de 'agente doble' desde la fina línea que separa la moda del deporte.

hombre-mundial-01

El futbolista japonés Hidetoshi Nakata es hoy un reconocido editor de moda masculina

La carrera de Nakata y Beckham ha sido lenta pero segura, mientras que otros, como el mismo Neymar, parecen estar saltándose pasos a marchas agigantadas. Un ejemplo: a Cristiano Ronaldo, uno de los futbolistas mejor pagados del mundo, le costaba cuatro años como imagen de Armani Underwear el aterrizar finalmente en una portada de la revista Vogue, acompañado de la modelo Irina Shayk. El futbolista brasileño ha conseguido lo mismo en tiempo récord, protagonizando recientemente uno de los números de la edición de Brasil mano a mano con Gisele Bündchen, y hace tiempo que cuenta con una línea de ropa interior de la que es imagen, Lupo, también originaria de su país natal. Semanas antes de ser portada, Neymar estrenaba perfil en el suplemento de The Wall Street Journal, vestido de Calvin Klein, Prada o Tom Ford, y bajo la etiqueta de 'sensación del verano'. El artículo ya hacía hincapié entonces en la transformación del futbolista desde su traspaso, y su potencial (y el de sus doce millones de seguidores en Twitter) en el terreno del marketing.

Visto lo visto, ¿quién crees que será el verdadero ganador del Mundial?

Más sobre: