Saint Laurent echa el cierre a la Semana de la Moda Masculina de París

La pasarela cierra el círculo de propuestas de moda masculina para la próxima primavera-verano 2015

VER GALERÍA

Saint Laurent: un viaje a medio camino entre Woodstock y el wild wild west

En la más completa oscuridad, al menos hasta la aparición de los primeros modelos sobre la pasarela: así se desarrolló el desfile de Saint Laurent, el encargado de echar el cierre a la fashion week en la tarde ayer en París. El skinny look promovido por Hedi Slimane resulta un tanto chocante en la silueta del hombre, y pone de manifiesto la edad de los modelos elegidos por la firma, apenas adolescentes, y que son quizá la declaración de intenciones más potente de la casa desde que el diseñador tomara las riendas de la maison tras la muerte de Yves Saint Laurent.

Las prendas: un viaje al 'wild wild west' más glamouroso, con cazadoras western y ponchos bordados de lentejuelas, y looks 'setenteros' al más puro estilo Woodstock, cazadoras de ante, chalecos bordados, bufandas de seda y joyería masculina.

VER GALERÍA

Dior Homme hace referencias al fundador de la maison con estampados manuscritos

Otro que toma referencias históricas de la firma de la que es cabeza es el belga Kris Van Assche, director creativo de Dior Homme, y cuya propuesta se convertía en una de las más destacadas en este tramo final de la Semana de la Moda Masculina de París. Sus continuas referencias al fundador de la maison, Christian Dior, se revelaban en las prendas a través de reproducciones, bordadas y estampadas, de antiguos manuscritos del diseñador. La razón: la colección bebe intensamente del look marinero, llevando al extremo el concepto del 'mensaje en una botella' en sus trajes de rayas, sus camisetas sin mangas y las camisas de hilo, con rayones de crayon multicolor.

VER GALERÍA

Topos y colores pastel dominan la propuesta de Kenzo para la próxima primavera-verano

Igual de inspirada es la nueva propuesta de Kenzo, que decidía presentar su colección primavera-verano 2015 a orillas del río Sena. El clima le jugaba a la firma una mala pasada -una lluvia torrencial se abría sobre las cabezas de los invitados nada más comenzar el desfile-, aunque no conseguía deslucir el espectacular despliegue visual de rayas, topos y colores pastel imaginada por la casa, que incorpora referencias a Nueva York mediante bordados de la Estatua de la Libertad en primerísimo plano, y estampados del famoso musical 'Los Miserables' de Broadway.

VER GALERÍA

El arco iris sobre fondo azul de Paul Smith

Más color: el que desplegaba el británico Paul Smith en forma de arco iris sobre fondo azul, manteniendo una estructura rayada que va de la demarcación casi geométrica al desteñido tie-dye de inspiración seventies, con pantalones de seda de estilo pijamero, americanas, fulares y zapatos bordados a juego. La nota discordante: los detalles de punto en zig-zag.

VER GALERÍA

Exoesqueletos y uniformes espaciales, la nueva propuesta de Thom Browne

La última colección destacada de esta recta final: la del diseñador Thom Browne. A pesar del inmenso protagonismo que han tenido las colecciones de hombre en las últimas temporadas (con la aparición de nuevas pasarelas como la de Londres y la ampliación de los calendarios de París y Milán), hay algo que sigue llamando la atención y es la falta de una propuesta de Alta Costura para el hombre. Una de las firmas que se acerca potencialmente esta forma de entender la moda es curiosamente la del diseñador norteamericano, a quien quizás la Haute Couture le quede lejos -al menos físicamente-, pero cuya visión de la ropa es un muestrario de formas y colores que cae lejos de la moda comercial y lo acerca a la quintaesencia de la moda parisina.

Su nueva propuesta: trajes espaciales venidos del otro extremo de la galaxia, con construcciones en 3D, exoesqueletos que brillan en la oscuridad, y tartanes y grises que evolucionan a flores, mariposas y colores pastel.

Más sobre: