Dolce & Gabbana y Versace, apertura de lujo en la Semana de la Moda Masculina de Milán

Ambas firmas dominan el panorama de tendencias para la próxima primavera-verano en las dos primeras jornadas de la pasarela milanesa

VER GALERÍA

Sastrería deportiva en color-block, de Ermenegildo Zegna, primavera-verano 2015

El arranque de la Semana de la Moda Masculina de Milán ha pasado en pocos años de ser la primera y casi única cita del calendario de moda para hombre a protagonizar un intenso ecuador de tendencias, que sirve de bisagra entre la London Collections, las propuestas de la Pitti Uomo de Florencia y la traca final de París, que tendrá lugar a finales de esta semana. En total, dos semanas de desfiles non-stop, que a día de hoy han conseguido poner a la moda masculina, sino a la par, sí muy cerca de las pasarelas de moda de mujer del circuito.

VER GALERÍA

La imaginería del traje de luces, rediseñada por Dolce & Gabbana

Este avance rapídismo y escalonado de la industria de la moda para el hombre ha traído consigo una completa renovación de su armario: a más propuestas y más ciclos, más necesidad de reinventar una forma de vestir que durante décadas se ha limitado a prendas muy básicas y a una carta de colores selecta. Las nuevas colecciones, que en esta edición de la Semana de la Moda adelantan la previsión de tendencias para la primavera-verano del año que viene, pone sobre la mesa un reajuste de colores que parte de los morados, que se asomaban a la colección de corte western de Costume National, y los naranjas, una de las tonalidades que ya despuntaba entre las colecciones femeninas esta temporada.

VER GALERÍA

Missoni se mantiene dentro de los parámetros de las prendas de punto en zig-zag

Los colores vitaminados han causado de hecho estragos en las dos primeras jornadas de la pasarela de Milán: las piezas de PVC de Calvin Klein Men arrancaban con discretos nudes en escalera para escalar rápidamente hacia el terreno de los amarillos, mandarinas y granadinas. Un cóctel que servía de aperitivo a las prendas de punto de Missoni, que conserva su afamado patrón en zig-zag en ligerísimas prendas veraniegas, y a los espectaculares trajes en color-block de Ermenegildo Zegna, que también recurre al color para llamar la atención sobre su nueva propuesta.

VER GALERÍA

Ligereza en texturas y colores, 'by' Corneliani primavera-verano 2105

Otras colecciones destacadas que han brillado estos días en Milán: la de Dolce & Gabbana, que abandona la inspiración de la Sicilia natal de Domenico Dolce y Steffano Gabbana para posar sus ojos en España y más concretamente en la imaginería y prendas de vestir del torero, con trajes de luces reconvertidos al terreno de la sastrería, bordados en tres dimensiones, y estampados que recuerdan a la cartelería tradicional de la plaza de toros de la Maestranza. La otra colección de diez vista durante el fin de semana ha sido la de Versace, que también viaja al otro lado del Globo, en su caso saltando de Italia a Cuba, con prendas amplias de relajados tonos pastel, inspirado en los colores de la isla caribeña, y hechuras ochenteras.

VER GALERÍA

Aires western en morado y naranja, de Costume National

No te pierdas el resumen con lo mejor de la Semana de la Moda Masculina de Milán en la galería de imágenes.

Más sobre

Regístrate para comentar