¿Por qué la London Collections es la pasarela más ambiciosa del circuito?

La pasarela de moda masculina de Londres arrancó ayer con las colecciones primavera-verano 2015

VER GALERÍA

Dunhill, una de las propuestas más sólidas de la London Collections

Hace sólo unos días, la plataforma Business Of Fashion, orientada a dar a conocer los movimientos dentro de la industria de la moda femenina y de hombre, publicaba un interesante artículo sobre el excelente posicionamiento que la London Collections ha llevado a cabo desde su estreno hace apenas cuatro temporadas. El texto servía como aperitivo de la presentación de las colecciones primavera-verano para 2015, que arrancaba ayer en la capital británica, presentando un calendario más extenso que de costumbre.

VER GALERÍA

El 'all black' visto en el desfile de Matthew Miller, contrastando largos

En estos dos años, y tal y como apuntan desde la propia plataforma, la pasarela de moda masculina de Londres ha pasado de catalogarse como un certamen de diseñadores emergentes a una cita de negocios emergentes. La diferencia, aunque parezca recaer solamente en el juego de palabras, es notable si se despiegan las cifras de la pasarela sobre el papel: ya a efectos prácticos, el pasado enero la London Collections le echaba un pulso a la pasarela masculina Pitti Uomo (Florencia), que se celebra en fechas correlativas e inmediatamente posteriores a la cita británica, superponiendo el primer y último día de ambas.

VER GALERÍA

Detalle de calzado bicolor con mezcla de texturas y hebillas, de Hardy Amies

Esta declaración de intenciones -un 'solape' entre calendarios implica que editores de moda, fotógrafos, bloggers y resto de asistentes se ven obligados a escoger entre las dos ciudades-, advenía el éxito de la pasarela, que ha conseguido transformar el panorama de la moda masculina de lujo con una fórmula relativamente simple: juntar a las firmas de mayor solera con las más jóvenes, sin segregarlas. Algo que, por ejemplo, no sucede con la Cibeles Madrid Fashion Week, donde se destina un día aparte del calendario a las marcas emergentes, perdiendo algo de fuelle con respecto al resto de colecciones.

VER GALERÍA

La cara más extravagante de Londres, 'by' Astrid Andersen

El ejercicio de Londres resulta refrescante porque permite ver en un mismo día -en total son tres jornadas, aunque es posible que pronto tengan que ampliar a más-, a la quintaesencia del gentleman británico, con firmas de cabecera como Hardy Amies o Paul Smith, propuestas de nueva generación, como los prometedores Jonathan Saunders o Christopher Raeburn, y firmas de renombre internacional, como Tom Ford o Burberry.

VER GALERÍA

Rosa, gris piedra y óxido, vistos en el desfile de Lou Dalton

¿Quieres ver cómo se ha desarrollado la primera jornada de la London Collections? Repasamos lo mejor de su calendario en el primer día de desfiles.

Más sobre: